El rector de la UNLaR, Fabián Calderón, junto a un grupo numeroso de sus pares, mantuvo una reunión con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, oportunidad en que se planteó la “grave situación” que está atravesando todo el sistema universitario, producto del estado de “desinversión, devaluación y de ajuste durante el gobierno de Mauricio Macri”.

El encuentro de rectores y funcionarios de la cartera educativa de la Nación, se desarrolló en la jornada de este martes en dependencias de la Universidad Nacional de San Martin.

En la oportunidad, coincidieron en que la situación dejada por las políticas implementadas por el macrismo, hoy impacta “fuertemente” en el sistema universitario, dijo el Rector de la UNLaR, en diálogo con Radio UNLaR 90.9. Seguidamente, precisó que “el gobierno anterior se fue generando una deuda que impacta fuertemente en los gastos de funcionamiento del sistema universitario”.

En la actualidad, la UNLaR está recibiendo fondos por gastos de funcionamiento que corresponden al mes de octubre del año pasado y esperan las partidas del mes de noviembre para poder llevar adelante las actividades que hacen al funcionamiento de la universidad. “La situación es grave en el sistema universitario por todo ese ajuste que se hizo el año pasado y años anteriores y por todo esto que genera la incertidumbre donde se está definiendo cuándo se trataría el presupuesto para este año”, señaló Calderón.

En tanto, dijo que hoy están trabajando sobre un presupuesto reconducido, que es el aprobado el año pasado, y que ya era un presupuesto aprobado en octubre del 2018. “Todo eso, sin lugar a dudas, plantea una situación compleja y difícil; así lo ha planteado el Ministro de Educación, (explicando que) esta situación de transitoriedad va a ser compleja y que además, hoy, el Gobierno nacional está trabajando fuertemente para poder llevar adelante estas negociaciones y diálogo con el Fondo Monetario Internacional para poder hacer frente al pago de la deuda”, sostuvo el Rector.

Ante este panorama, Calderón dijo: “hemos asumido el compromiso de llevar adelante todos los esfuerzos necesarios para que el sistema universitario se vea lo menos resentido posible y podamos hacer frente a muchos de los planteos y las demandas que se tienen”.

Para finalizar, señaló que en este panorama se definieron algunos criterios que garanticen el funcionamiento de las universidades en lo relacionado al laboratorio, comedor universitario, becas estudiantiles y la reactivación de las obras de biblioteca, aulas y laboratorios