En la mañana de este lunes, el rector de la UNLaR, Fabián Calderón, encabezó un recorrido por el campus universitario con la finalidad de supervisar las condiciones de las instalaciones tras el temporal. Se pudo constatar que no se registraron daños significativos.

El relevamiento efectuado por el Rector fue acompañado por personal de la Secretaría General de la Universidad Nacional de La Rioja y contempló la totalidad del predio de la Ciudad Universitaria.

“Las instalaciones están en perfectas condiciones”

Así lo aseguró el secretario general, Nicolás Yáñez, quien, además, indicó: “la situación en la universidad es normal. No tenemos dificultades para desarrollar la actividad. Hay tareas de mantenimiento normales que deberíamos hacer, teniendo en cuenta el temporal que tuvimos”. Se trata de “situaciones menores que se resuelven rápidamente”, agregó.

El funcionario universitario comentó que, en este momento, “las actividades podrían realizarse normalmente en la universidad”, pero recordó que se decidió adherir al asueto otorgado por los gobiernos provincial y municipal para resguardar la integridad de los miembros de la comunidad universitaria en el traslado hacia la UNLaR.

“Si las condiciones climáticas y en la ciudad se restablecen, la UNLaR estará en condiciones de reanudar la actividad”, redundó Yáñez y recordó que la amenazante situación fue contrarrestada gracias a los trabajos previos que se vienen desplegando en el campus, en materia de infraestructura.

El relevamiento incluyó el ingreso al campus universitario, donde la empresa Ecogas realiza tareas de conexión. El Rector evaluó las medidas a tener en cuenta en el sector, donde se presenta gran movimiento de transeúntes