El Presidente analiza restringir al máximo la circulación para disminuir la propagación del Covid-19. El pedido de la oposición.  

Alberto Fernández podría tomar este jueves la decisión más importante desde su llegada a la Casa Rosada: imponer una cuarentena obligatoria para evitar la circulación de personas en la vía pública y de esta forma evitar la propagación del coronavirus, la enfermedad que causa miles de muertes alrededor del mundo. En la Casa Rosada por estas horas la discusión se centra en la manera en la que se implementaría esta resolución. Y en este sentido, sobre el escritorio del Presidente hay dos opciones: restricción de circulación por una situación extraordinaria de sanidad o declarar el estado de sitio. Esta última medida, a priori, parece difícil de llevar adelante por tratarse de un control mucho más «agresivo», que habilita a las fuerzas de seguridad a detener a todo aquel que se niegue a permanecer en su hogar. En este escenario, y ante los gobernadores que lo visitan en la quinta de Olivos, Alberto Fernández plantea la necesidad de iniciar una restricción de la circulación por una situación extraordinaria, que se plasmaría en un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que podría ser publicado esta noche o el viernes mismo. Incluso, la oposición le planteó una medida similar este miércoles, cuando se reunió con él en la Casa Rosada. Se trata de un control sobre la circulación que habilitaría a la población a salir de sus casas a comprar alimentos, medicamentos o asistir a un familiar. Para evitar que la población abandone sus hogares, las fuerzas de seguridad federales, provinciales y municipales patrullarán las calles e incitarán a respetar la normativa del Gobierno por tratarse de una cuestión de salud pública