Lo dispuso la Anses. La medida es retroactiva al 1 de marzo. Es para facilitar el cobro de haberes durante las restricciones de movimiento que provoca la pandemia.  

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) dispuso que los jubilados y pensionados podrán cobrar sin la llamada «prueba de supervivencia» o «fe de vida» hasta el 30 de abril. La medida, además, será retroactiva al 1 de marzo, para facilitar que los adultos mayores y sus apoderados puedan cobrar los haberes del mes en curso sin trámites adicionales. «Avisamos a nuestras adultas y adultos mayores que el trámite de supervivencia (fe de vida) queda suspendido retroactivo al 1 de marzo hasta el 30 de abril. Es muy importante que nos cuidemos y seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias», tuiteó el titular de la Anses, Alejandro Vanoli. La prueba de supervivencia o fe de vida es un trámite obligatorio que exige la Anses para depositar los haberes cada mes. Desde la semana pasada, la entidad que dirige Alejandro Vanoli y el Banco Central instaron a los bancos a simplificar los trámites. Ahora, el Gobierno da un paso más y directamente suspende la «fe de vida» hasta fines de abril. Según explicaron a TN.com.ar fuentes del ente previsional, tanto los jubilados y pensionados como sus apoderados, en el caso de que los hubieran designado, podrán cobrar ahora sin problemas. Las fuentes oficiales relataron que detectaron inconvenientes en el pago de haberes. «Algunos bancos no pagaron», indicaron. Por eso, la suspensión del trámite será retroactiva. «Lo hacemos retroactivo para que se haga el proceso y cobren quienes no lo hicieron», agregaron