Habrá cese de comercialización de granos hasta el jueves por el aumento del impuesto en la soja y otras materias primas. Será la primera medida de fuerza contra el presidente Alberto Fernández

Alberto Fernández enfrenta este lunes el primer paro nacional en su contra. Y viene desde el campo, sector que se manifestará en contra de la suba al 33% de retenciones a la soja dispuesta por el gobierno. La mesa de enlace, con sus divisiones, encabezará hasta el jueves un cese de comercialización de granos con destino a industria y exportación, y de ganado vacuno para faena.

El paro empezó en horas de la medianoche y finalizará a las cero horas ya del viernes 13. La medida de fuerza no contemplará cortes de rutas, pero esperan un «alto acatamiento» por parte de los productores. La Mesa de Enlace decidió este cese de comercialización en rechazo a la decisión del gobierno de aumentar de 30 a 33% las retenciones a la soja y sus subproductos.

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, ratificó su apoyo a la medida para «mantener la unidad», pero advirtió que no van a «admitir una escalada». En diálogo con radio Cooperativa admitió que haber acompañado la medida puede en un futuro «costarle caro» y explicó que dentro de la Federación hay una diversidad de opiniones «muy importante» y que por eso dieron «libertad de acción».

Achetoni consideró que los derechos de exportación son «impuestos extorsivos» y que es necesario reemplazarlos con un impuesto a las ganancias «progresivo», de manera que distinga diferente al pequeño, mediano y el gran productor. Por otra parte, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, aseguró que «sólo un cuarto de los productores de soja tendrá el efecto de la suba del 3%» y destacó que ese incremento les permitirá recuperar recuperar a las economías regionales cerca de 200 millones de dólares.

Según el nuevo esquema de retenciones, que el gobierno formalizó en el Boletín Oficial, el aumento sólo afectó a la soja, mientras que productos como el aceite de girasol, la harina de trigo, la lana limpia, el maíz pisingallo, el maní, los garbanzos y las lentejas, entre otros, percibieron bajas de entre 2 y el 5%.

Fuente: Crónica