Lo resolvió tras la reunión de Alberto Fernández con ministros y especialistas de la salud. Lanzaron recomendaciones sobre los viajes y admitieron que “está en carpeta” suspender eventos masivos. 

Luego de la reunión en Casa Rosada entre Alberto Fernández, miembros del Gabinete y especialistas de la salud, el Gobierno anunció una partida presupuestaria extra de 1.700 millones de pesos por el brote de coronavirus. La encargada de anunciarlo fue la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quien estuvo acompañada por Mirta Roses, la representante argentina en la OMS y Pedro Cahn, titular de la Fundación Huésped. “El Presidentes anunció una partida presupuestaria extra de $1700 millones para fortalecer los diagnósticos y el equipamiento, para tener más reactivos y para el fortalecimiento de equipamientos en los hospitales”, expresó Vizzoti.  El reparto de los 1.700 millones de pesos se divide en tres ejes: equipamiento para la respuesta hospitalaria, fortalecimiento de la red diagnóstica (que incluye reactivos para detectar los virus y maquinas para hacer esos diagnósticos en forma descentralizada) y el fortalecimiento de la capacitación y el entrenamiento del equipo de salud. “La recomendación que se suma a la población es no viajar a áreas de transmisión sostenida del virus (Europa, Estados Unidos, Irán, Japón, China y Corea del Sur) y un trabajo fuerte de aislamiento social para mayores de 65 años”. También pidieron “minimizar el contacto de personas que hayan llegado de viaje”, agregó la funcionaria. Sobre la posibilidad de suspender eventos masivos, Vizzotti admitió que “está en carpeta” ya sea para espectáculos locales e internacionales pero que se va a determinar a medida que avance la situación: “También vamos a trabajar en herramientas puntuales para que se puedan concretar los aislamientos y evaluar en forma permanente la posibilidad de minimizar el ingreso de ciudadanos que puedan tener más riesgo”. En esa línea, señaló que si bien se trata de un fenómeno dinámico, por ahora no hay “circulación local” de la enfermedad: todos los casos positivos corresponden a personas que viajaron al extranjero. No obstante, aclaró que “están están planeadas medias para la fase de mitigación, en caso de que empiece a circular”. “La fase de mitigación es reducción del impacto, es decir de la mortalidad, ya que tenemos una población importante de mayor de 65 años”, dijo. A su turno, Mirta Roses, de la OMS, explicó que la fase de “contención” -en la que se encuentra Argentina- está definida por los casos importados y por los casos conglomerados (es decir, contagios relacionados con los pacientes importados). En cambio, la “circulación comunitaria” es cuando ya no se puede identificar quién contagió a quién, tal como ocurre actualmente en Italia.