La ceremonia, bajo el lema «Sí a las mujeres, sí a la vida», será a las 11 en la Basílica de Luján.  

En medio de la tensión por el inminente envío al Congreso del proyecto de ley de legalización del aborto, la Iglesia realizará este domingo una misa en la Basílica de Luján para ratificar su rechazo a la iniciativa, en medio del Día Internacional de la Mujer y antes del paro y movilización que harán colectivos feministas el próximo lunes para reclamar que se apruebe la iniciativa sobre interrupción voluntaria del embarazo. La convocatoria a la actividad eclesiástica fue realizada por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) «en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer y con motivo del anunciado tratamiento legislativo del proyecto de legalización del aborto». Bajo el lema «Sí a las mujeres, sí a la vida», la misa se celebrará a partir de las 11 en la emblemática Basílica de Luján con el objetivo de «pedir por la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural». «Invitamos a todo el Pueblo de Dios y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a unirse en esta Plegaria común por la vida junto a la Virgen de Luján, patrona del Pueblo argentino», añadió la organización eclesiástica presidida por Oscar Ojea. Al anunciar la misa, a mediados de febrero pasado, el referente de la Iglesia había subrayado: «La mujer es dueña de usar su propio cuerpo, así se nos dice constantemente a través de muchos medios. Esto no es así. Nosotros defendemos toda vida y cada vida, los derechos de todos y de cada uno». Se trata de la primera vez que la Iglesia organiza una convocatoria que se espera masiva para un 8 de marzo. La principal movida del colectivo feminista será el lunes: en el marco del Paro Nacional de Mujeres, en la Ciudad de Buenos Aires se hará una marcha al Congreso a las 17, que concluirá con un acto en el que uno de los principales reclamos será la legalización del aborto. Las mujeres también intentarán visibilizar la importancia de su rol en el mundo laboral, en medio de reclamos de mayor paridad en cargos de responsabilidad y en el pago de salarios