El hecho ocurrió en un hospital de la provincia china de Hubei. El trabajador de la salud, de sólo 29 años, pasó sus últimas casi 3 semanas de vida internado en terapita intensiva de un nosocomio  

Un anestesista de 29 años murió el último sábado después de haber pasado sus últimos 19 días de vida en la terapia intensiva del Hospital Popular de Zhijiang en la provincia china de Hubei. El sujeto sufrió un derrame cerebral tras haber estado trabajando sin descanso durante más de un mes de conforma continuada, antes de ser hospitalizado el 3 de marzo. Dong Tian había estado cuidando a su padre enfermo, pero se ofreció para volver a trabajar a finales de enero, cuando el brote de coronavirus ( Orthocoronavirinae) se extendió por toda la región.