El Presidente, Santiago Cafiero y parte del gabinete revisan informes técnicos. El jefe de Estado quiere que el aislamiento siga al menos hasta fin de mes. Se espera otra teleconferencia con los gobernadores para el fin de semana. 

Desde que decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio el pasado jueves 19 de marzo para hacerle frente al coronavirus, Alberto Fernández no pisa la Casa Rosada. Recluido en Olivos, alterna su agenda entre la quinta presidencial y los distritos del conurbano bonaerense que recorre casi a diario: es, junto a la Ciudad, la zona del país que más lo preocupa en relación con el avance de la pandemia que tiene en vilo al planeta. Allí se concentran poco más del 70% de los casos de la Argentina. Por el contrario, Santiago Cafiero hace base en la Casa de Gobierno: recibe a ministros y secretarios de Estado, a empresarios y a sindicalistas en paralelo a la agenda del jefe de Estado, y encabeza con frecuencia el gabinete económico que monitorea la crisis social, económica y laboral que se desata a la par de la sanitaria. Esta mañana, el jefe de Gabinete llegó a Olivos con toda la información que recolectó de esas reuniones de estos últimos días para reunirse con el Presidente y “comenzar a definir la extensión” de la cuarentena, según trascendió de fuentes oficiales, prorrogada hasta el final de la Semana Santa y a punto de volver a aplazarse, al menos, hasta el 23 de abril. A solas, analizaron la situación actual de la evolución de los contagios hasta el mediodía. Después de ese cónclave, y de un intervalo, el Presidente volvió a recibir en Olivos al jefe de ministros. Pero sumó a parte de su gabinete: Eduardo “Wado” de Pedro, Ginés González García, Martín Guzmán, Matías Kulfas y Vilma Ibarra, según pudo reconstruir este medio.  Es que Fernández quiere saber cómo es la progresión de la cuestión sanitaria, cómo es el impacto en las fronteras y en las provincias, cuáles son, hasta ahora, las repercusiones en los diferentes sectores productivos y de la economía y el panorama del mercado laboral, y con qué herramientas legales cuenta para continuar y, en todo caso, modificar el aislamiento. El Gobierno no va a comunicar hasta el fin de semana hasta cuándo se extiende la cuarentena. El mandatario primero va a terminar de desmenuzar los parámetros de cumplimiento de estas semanas de confinamiento social, las solicitudes de los sectores de la producción y el trabajo, los pedidos de los gobernadores y la opinión crucial del comité de especialistas convocados a principios de marzo por la Casa Rosada. Está previsto que el sábado se comunique en forma virtual con todas las provincias. Pero, tal como publicó Infobae en reiteradas oportunidades, Fernández está convencido desde hace tiempo de prolongar la cuarentena al menos hasta fin de mes. Todo abril. En coincidencia con los epidemiólogos e infectólogos. Se supone, en esa línea, que el aislamiento podría seguir incluso en buena parte de mayo. Al menos en los principales centros urbanos. “El mandatario y Cafiero analizan informes técnicos del Ministerio de Salud y otras carteras sobre los resultados de la medida dispuesta desde el 20 de marzo y luego prorrogada hasta el domingo 12 de abril”, comunicó Casa Rosada en forma oficial al mediodía. Colaboradores del Presidente y del jefe de ministros aseguraron que todavía no hay certezas respecto de si este jueves habrá algunas definiciones. “Se están elevando informes sobre curva de contagios, medidas sanitarias o tasas de circulación de vehículos, por ejemplo”, agregaron las fuentes. Podría haber anuncios, pero solo como un aperitivo de la confirmación oficial del fin de semana. Ayer, Fernández volvió a ser tajante sobre la extensión de la cuarentena, algo que había repetido en privado en conversaciones con funcionarios, dirigentes y empresarios en los últimos días pero que tuvo que reforzar después de notar que durante el fin de semana había habido cierto relajo en la cuarentena por parte de un sector de la sociedad. “Estamos muy lejos de terminar con la cuarentena”, les anticipó, por ejemplo, a los gobernadores durante la reunión virtual que mantuvieron el martes. El Presidente desde Olivos, en compañía de Horacio Rodríguez Larreta y de Axel Kicillof, los responsables de la gestión del área metropolitana que mantiene en vilo a las tres administraciones. Ayer, el mandatario reforzó su mensaje en declaraciones radiales y televisivas: resaltó que, efectivamente, la continuidad del aislamiento era un hecho y que en la ciudad y la provincia de Buenos Aires iba a ser igual de inflexible que ahora