La comisión de Modernización trabaja en la redacción del protocolo, cuya letra final se terminará de escribir en las próximas horas y este miércoles se analizará en una reunión que se efectuará a las 11

El oficialismo y la oposición avanzaron en la comisión de Modernización de la Cámara de Diputados en la redacción de un protocolo para poder realizar sesiones virtuales o mixtas mientras persistan las restricciones por la pandemia del coronavirus, lo cual allana el camino para reanudar los debates la semana próxima con esta herramienta tecnológica.

El protocolo plasma el acuerdo alcanzado el lunes por la noche por el presidente de la cámara baja, Sergio Massa, con los jefes de los bloques parlamentarios para poder realizar sesiones virtuales o mixtas, es decir que los titulares de la bancadas se encuentren presentes en el recinto mientras que el resto del cuerpo lo haga a través de la plataforma digital.

Massa y los jefes de bloques se volverán a reunir el jueves para analizar el temario que debatirán en la primera sesión, en la cual se buscará incluir los proyectos de protección a los trabajadores de la salud.

No obstante, primero debe haber consenso sobre el mecanismo de sesión mixta que se utilizará en esa deliberación, ya que es la primera vez que se votará una ley con ese mecanismo

La comisión de Modernización que conduce la diputada del Frente de Todos, Daniela Vilar, avanzo en la redacción del protocolo pero la letra final se terminará de escribir en las próximas horas y este miércoles se analizará en una reunión que se efectuará a las 11.

El documento donde se plasmará el funcionamiento digital de la cámara deberá ser analizado el miércoles a la tarde por la comisión de Peticiones Poderes y Reglamento, que deberá emitir el dictamen correspondiente para que se respaldado por los jefes de bloques.

Una vez que esté firmado ese dictamen de la comisión de Peticiones, en una nueva reunión de presidentes de bloque se habilitará a Massa a incorporar los cambios al reglamento para habilitar las sesiones mixtas por 30 días, prorrogables por un mes más, dejando en claro que «se trata de una situación excepcional