Xi Jinping el presidente de China mantuvo una conversacion telefónica con Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la ayuda que le solicitó la expresidenta

El primer mandatario chino le recordó que durante su juventud como miembro de las brigadas de Mao, siendo un campesino le tocó vivir en una cueva en su pequeño pueblo de Liangjiahe junto a su familia en la China central, que en aquel momento sufría un atraso económico y guerra civil.  Xi Jinping recuerda lo poco que tenían para comer y las penurias que le tocó pasar, y le contó a Cristina que la primera vez que su familia tuvo una comida decente en años, fueron unas latas de alimentos que le llegaron de Argentina, una donación del partido justicialista en ayuda a la resistencia del pueblo Chino, presidencia de Peron.  Algo que el actual presidente chino jamás olvido:hoy la república popular le donó a la república argentina 14 toneladas de insumos médicos y 15.000 respiradores. En las cajas de las donaciones se puede leer la frase del Martín Fierro «Que los hermanos sean unidos, esa en la ley primera…» seguido de la inscripción en mandarín: «En agradecimiento al pueblo que alimentó a un muchacho pobre y campesino que hoy les quiere retribuir».