Fuentes del Gobierno confirmaron que no está planificado que el cobro del Ingreso Familiar de Emergencia se extienda. Tampoco analizan un nuevo extra a los jubilados ni a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo

El Gobierno descartó un nuevo pago del bono de 10.000 pesos que se dispuso como medida de ayuda económica para trabajadores informales y monotributistas de las primeras categorías en medio de pandemia del coronavirus. Fuentes oficiales confirmaron que «no está previsto» un nuevo desembolso de dinero para estos sectores.

El Ingreso Familiar de Emergencia es un asignación excepcional resuelta por el Estado destinada a los trabajadores informales, de casas particulares,  monotributistas sociales, y monotributistas de las categorías A y B.  Las mismas fuentes aseguraron que el cobro de los $10.000 será por única vez en el mes de abril. Según estableció el Anses, sólo lo cobrará un integrante del grupo familiar.

Desde el 21 de abril unos 7,8 millones de personas comenzaron a cobrar la ayuda en sus cuentas bancarias, lo que implica para el Estado unos 80.000 millones de pesos. La cifras de los anotados para recibir los 10 mil pesos superó la cantidad inicialmente estimado por el Gobierno. 

Hasta el momento vienen cobrando el bono los que fueron aceptados por el Anses y tienen una cuenta bancaria para recibir el depósito mediante el CBU. Cerca de un millón de personas que se habían anotado para cobrar el bono de 10.000 pesos pero que no habían elegido la modalidad de pago aún tienen tiempo de anotarse hasta el 1 de mayo. 

La cuarentena seguirá por ahora hasta el 10 de mayo aunque sin posibilidades de percibir más ayuda económica del Estado. En cuanto a los extra para los jubilados o los benficiarios de la Asignación Universal por Hijo tampoco habrá otro desembolso extra. «Por ahora no está previsto», aseguraron las mismas fuentes oficiales. Junto a los habares de abril, los jubilados cobraron un bono extraordinario  por única vez de 3.000 pesos