El desarrollo de las clases de carreras de pregrado,, grado y posgrado -en modalidad a distancia- continúa en marcha, en el marco de la emergencia sanitaria general. La UNLaR alcanzó las casi 5 mil aulas virtuales, como medida para cumplir con el presente calendario  académico. Más de 22 mil estudiantes interactúan con 1500 docentes.

Conocida la Resolución 12/2020 de la Secretaría de Políticas Universitarias (readecuación del calendario académico), la Universidad Nacional de La Rioja ratifica la continuidad de su calendario, en el marco de una sostenida estrategia de virtualidad.

Desde la Casa de Altos Estudios se informa que las actividades presenciales se retomarán en función de las definiciones que establezca el  gobierno nacional, el equipo de expertos de salud y según la realidad provincial, en relación a la situación de la pandemia de COVID-19.

Virtualidad

La Universidad Nacional de La Rioja lleva adelante la opción pedagógica y didáctica de Educación a Distancia mediante el Sistema Institucional de Educación a Distancia (SIED) que se encuentra validado por la Resolución SPU 174/19, conforme a lo establecido por el Ministerio de Educación por la Resolución Ministerial 2641/17. La Institución cuenta entonces con los recursos pedagógicos, comunicacionales y tecnológicos de los cuales el Campus Virtual es uno de ellos. 

A través del Equipo de la Dirección de Educación a Distancia y Tecnología Educativa (DEaDyTE) -dependiente de la Secretaría de Asuntos Académicos-, ha creado 1178 aulas virtuales nuevas, para encarar esta situación sanitaria excepcional. Este número comprende a la totalidad de sus distintas sedes académicas, incluyendo al Colegio Preuniversitario “General  San Martín”. Es así que, en la Plataforma Virtual de Aprendizaje Institucional (https://campusvirtual.unlar.edu.ar/), interactúan 22636 estudiantes, 1515 docentes, en 4735 aulas virtuales.

La responsable de la DEaDyTE, Alejandra Guzmán, informó que este registro es a fecha del 4 de abril de 2020, y aclaró que el mismo “es dinámico” por lo que va en permanente aumento. La especialista indicó que “tomando como referencia la situación del año 2019, el número de aulas virtuales creadas asciende al 25 %, mientras que el número de estudiantes se amplió un 78 %”.

“En el contexto actual es necesario valorar la importancia de la enseñanza mediada por tecnologías, pues -a través de diversos materiales y recursos multimediales- permite a los estudiantes y docentes interactuar y estar juntos en la distancia”, agregó Guzmán.

Asimismo, mediante encuestas, la UNLaR está evaluando las dificultades que manifiestan los estudiantes en el marco de la virtualidad, la conectividad y el acceso a los recursos tecnológicos adecuados. El objetivo es ampliar las prestaciones para que el acceso de docentes y estudiantes sea más ágil y brinde lo necesario para el desarrollo de los procesos educativos.

Lo académico y lo asistencial

El rector de la UNLaR, Fabián Calderón, hizo referencia a este proceso que atraviesa el sistema educativo, en general, considerando que, “como prioridad, hay que cuidar a la comunidad, respetar los acuerdos y valorar lo trabajado hasta ahora”. “Hay acciones que venimos llevando adelante en materia de extensión, investigación, vinculación, que se suman a todo el despliegue  asistencial que está brindando el hospital universitario, como centro de referencia en la atención de casos vinculados al coronavirus”, puntualizó la autoridad académica.

Igualmente, anticipó que “también se avanzará en una serie de definiciones en materia de becas, comedor,  asistencias, voluntariados y demás”. “Hay una universidad pública de pie, en un escenario complejo, y actuando a la altura de la circunstancias. Hay que seguir andando. Nadie dijo que será fácil”, concluyó manifestó.

Por último, en referencia a la Resolución 12/2020de la SPU, Calderón precisó: “toda decisión que implique definir el retorno a la presencialidad y/o reprogramación del calendario, si bien es decisión del Rectorado, será acordado y consensuado con todas los decanos y las decanas de unidades académicas de Capital y del interior, tal como se hizo en el Comité de Emergencia”.

Calendario académico

Entre las reformulaciones más sustanciales, según la emergencia sanitaria, la UNLaR establece en su calendario académico que las fechas de exámenes finales especiales de materias «0» bimestrales que vencieron el 28 de marzo, se establecerán al momento de regresar a la presencialidad. Asimismo, las solicitudes de pases y equivalencias que vencieron el 31 de marzo, se extenderán a un mes posterior a la vuelta a la presencialidad; y la presentación del Plan Anual de Cátedra que vencía a los 15 días de comenzado el cuatrimestre, se extendió a 15 días posteriores al reinicio de la actividad administrativa presencial.

Por otra parte, el trámite de presentación de solicitudes de adscripción que venció el 31 de marzo, se continuará durante el mes siguiente a la vuelta a la presencialidad; mientras que la presentación del Certificado de Secundaria que vence el 30 de abril, se prorrogó hasta el 5 de junio.

Download