En y abril el mandatario estadounidense defendió el uso del medicamento como tratamiento contra el coronavirus, a pesar de que son escasas las pruebas de que tiene efectos positivos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que dejará de tomar hidroxicloroquina, un antipalúdico sin eficacia demostrada contra el coronavirus, dentro de “dos días”.

“Creo que el régimen termina dentro del centro un día o dos. Creo que en dos días”, ha indicado Trump, que comenzó a tomar el medicamento de forma preventiva después de que un miembro de su equipo diera positivo en la prueba para diagnosticar la COVID-19.

Horas antes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, ha defendido el uso de la hidroxicloroquina, afirmando que es “segura”, según ha informado la cadena de televisión CNN.

“La hidroxicloroquina es un medicamento que se ha usado durante 65 años para el lupus, la artritis y la malaria. Tiene un perfil muy seguro”, ha incidido McEnany. No obstante, ha afirmado que, “como cualquier medicamento, debe ser administrado por un médico a un paciente, por lo que nadie debe tomarlo sin una receta de su médico”.