El Gobernador Ricardo Quintela constató este miércoles, el avance de la obra de provisión de agua potable en el barrio Victoria Romero y posteriormente visitó las tareas que se llevan a cabo en el barrio Virgen Desatanudos con la instalación de cloacas. En la oportunidad anticipó que una vez superada la pandemia del COVID-19 se retomarán políticas habitaciones de  erradicación de  ranchos y construcción de nuevas viviendas.

El mandatario riojano sostuvo en la oportunidad que “en este sector tuvimos que sacarlos de una situación difícil por la que atraviesan muchas familias riojanas, que están viviendo en situaciones que no corresponde”. Agregó Quintela: “queremos aplicar políticas muy fuertes para mejorar la calidad de vida de nuestra gente, enfrentando los problemas que tenemos, donde la pandemia ha visibilizado cuestiones problemáticas que tiene la Argentina, donde La Rioja no es la excepción, si bien nosotros no tenemos villas miserias, sí hay barrios muy humildes, con construcciones precarias, ranchitos hechos por la gente para estar con sus familias”.
Quintela manifestó que “nosotros queremos rápidamente encarar soluciones para que vivan en mejores condiciones.  Hay casas que están mejores, pero al barrio le hace falta mucha infraestructura, que gracias a la intervención de empresas estatales como Aguas Riojanas, IPALaR, EDELaR y el Ministerio de Vivienda vamos a tratar de normalizar lo más rápidamente la situación de estos barrios”.
El gobernador dijo además “estamos encarando soluciones en materia de agua, cloacas,  como así también desagotando pozos ciegos, que en este caso hubo que ocuparse de 80 pozos en 10 días”.
Puso de manifiesto que “junto al ministro de Vivienda, Ariel Puy “nos habíamos propuesto ocuparnos de la problemática habitacional y tratar a la culminación de nuestro mandato que pudiéramos tener unas 10 mil viviendas concluidas”.
Sobre el particular destacó “esperamos que podamos alcanzar parte de ese objetivo, ya que estamos ante una pandemia como la del COVID-19 que nos ha imposibilitado poder avanzar esta materia, pero si dios quiere podremos hacerlo una vez que se normalice la situación de la provincia, erradicando muchos ranchos y construcción de nuevas viviendas”.
“Queremos también retomar programas como la vivienda para clase media, techo digno, una línea de créditos del Banco Hipotecario, a los efectos que todos los sectores de la sociedad puedan acceder a una calidad habitacional que no la tenemos”, concluyó el gobernador Ricardo Quintela.

Detalle
Por su parte el Ministro de Agua y Energía, Adolfo Scaglioni dio cuenta “estamos trabajando fuertemente en el saneamiento en materia de agua y cloacas en toda la provincia, en la capital nos abocamos a estos barrios que tenían una sentida necesidad de intervenir rápidamente, es especial en el tema cloacas”.
“Venimos de visita el barrio Victoria Romero”, manifestó y agregó  “donde acabamos de hacer la red de agua potable completa. Antes era un río por la colectora de la Circunvalación, con pérdidas permanentes porque las conexiones eran todas clandestinas, sin una red madre que les condujera al destino correspondiente, por ello se trabajó en consecuencia”.
En este caso, en el barrio Virgen Desatanudos “se planteó la necesidad de una obra de cloacas y el agua, donde la tierra es poco permeable por lo que los pozos ciegos se llenan rápidamente”, explicó el ministro y destacó que los trabajos realizados se concretaron rápidamente a partir de la autorización de esta obra por parte del gobernador, que se extenderá a una vasta zona del barrio procurando brindarle a todos este servicio de saneamiento