Dispositivos en la emergencia

El ministro Gustavo Luna visitó el Hogar de Protección Integral de la Secretaría de la Mujer y Diversidad

El ministro de Turismo y Culturas, Gustavo Luna y la secretaria de la Mujer y Diversidad, Lourdes Ortiz recorrieron, este lunes, uno de los dispositivos de la Secretaría de la Mujer y Diversidad destinado a brindar albergue a mujeres y personas LGBTI+ en situaciones de violencia por razones de género. De la visita también participaron la secretaria de Culturas, Patricia Herrera y la secretaria de Comunicación y Planificación Pública, Luz Santángelo Carrizo.
El Hogar de Protección Integral “Un Nuevo Camino” es un dispositivo integrado por un equipo de operadoras y operadores asistenciales que trabajan en conjunto con el equipo interdisciplinario de asistencia dependiente de la Dirección General de Asistencia Integral. Está destinado al alojamiento de personas víctimas de violencias por razones de género que reciben asistencia integral y que incluye asesoramiento legal, asistencia psicológica y médica. Funciona a puertas cerradas y con regla estrictas de seguridad.
En la reunión, Luna y Ortiz, junto a la directora de Asistencia Integral, Florencia Dalmazzo, la Directora General de Políticas Públicas de Integración, Mirta Vilte y la Directora General del Hogar de Protección Integral de la Mujer, Adriana Luján analizaron el plan de asistencia en el marco de la aislamiento social, preventivo y obligatorio, el aumento de las consultas telefónicas durante la cuarentena y la necesidad de avanzar en forma inmediata con capacitaciones en el marco de la Ley Micaela.
Desde el inicio de la pandemia de COVID -19, la Secretaría de la Mujer y Diversidad reforzó el sistema de asistencia a través de la línea de emergencia que funciona las 24 hs y realizó acuerdos interinstitucionales con organismos estatales para el tratamiento y abordaje de casos. Determinó mantener en funcionamiento el Hogar de Atención Integral y sumó, mediante acuerdo de comodato con la CTA Autónoma, una casa de medio camino que es una residencia para alojamiento voluntario y consentido adecuada para alojar a personas que hayas sufrido violencia de género y que por diferentes motivos no puedan convivir con su grupo familiar o de forma autónoma.