En la noche del del martes, un avión sanitario se estrelló llegando al aeropuerto de la ciudad de Esquel, en la provincia de Chubut. La nave transportaba cuatro tripulantes.

La aeronave venía para buscar a un paciente y se precipitó antes de aterrizar en el Aeropuerto Internacional Brigadier General Antonio Parodi, cerca de las 11 de la noche. Cinco dotaciones de bomberos acudieron al lugar del siniestro, en la aeronave viajaban, un médico, una enfermera, el piloto y el copiloto.

Según medios locales el vuelo había salido de San Fernando para buscar a una menor que debía ser derivada de urgencia hacia Buenos Aires. La familia de la paciente se encontraba aguardando en una ambulancia para embarcar cuando se produjo la explosión.

Si bien se desconocen las causas del accidente, según informaron voceros la visibilidad era escasa debido a la niebla. Pese a que el aeropuerto está habilitado para operar de noche, la visibilidad al momento del hecho estaba reducida a 100 metros. Al cierre de esta edición se habia informado el fallecimiento de dos de los pasajeros, los dos restantes habían logrado salir con vida del accidente con heridas y fueron hospitalizadas.

La Junta de Seguridad en el Transporte informó que el avión era un Learjet 35, Matrícula LV-BXU.