El Ministerio de Salud a través de las autoridades del Hospital Materno Infantil, se reunieron con responsables de diferentes servicios y direcciones de la cartera, en por de mejorar la asistencia

Buscando mejorar la calidad y asistencia a niños, niñas y embarazadas, el Ministerio de Salud a través de las autoridades del Hospital Materno Infantil, se reunieron con responsables de diferentes servicios y direcciones de la cartera. El encuentro se centró en la campaña de invierno, buscando prevenir y detectar a tiempo las enfermedades respiratorias típicas de los meses de frío.Vale destacar que hasta las primeras semanas del mes de junio, las consulta por patología respiratoria en menores de 5 años, disminuyeron un 30% respecto a años anteriores. 

Este dato también se replica en los centros primarios y el servicio de guardia del nosocomio. En cuanto a los internados por este tipo de patologías, no supera el 20 % en comparación a años anteriores. Las autoridades del Hospital, indicaron que estos datos son reflejo de las medidas adoptadas para prevenir la pandemia por el coronavirus, medidas que además contribuyeron a reducir los casos de infecciones respiratorias.  Del encuentro participaron representantes de la Dirección de Epidemiología y de la Dirección del programa Articulación Mujer, Infancia y Familia dependiente de la Secretaria de Promoción y Prevención de la Salud. Además estuvieron presentes responsables de los servicios críticos como internados, pediatría, terapia intensiva pediátrica y obstétrica. Como así también representantes de los servicios de kinesiología, laboratorio y de Gestión de la Información. Las familias deben mantener los cuidados Pese a las cifras alentadoras, desde la cartera de Salud solicitaron a los padres y madres mantener los cuidados, sobre todo en los menores de 5 años. Teniendo en cuenta que las enfermedades respiratorias son más frecuentes durante el invierno y resultan la principal causa de internación y consulta médica.Para prevenir enfermedades de la epoca como la gripe, la bronquiolitis, la bronquitis y la neumonía, es importante que la población de riesgo tenga todas las vacunas de calendarios, sobre todo la antigripal y neumococo. También es fundamental adoptar medidas como el lavado frecuente de manos, sobre todo al regresar de la calle, antes de cocinar o comer y después de ir al baño o cambiar pañales. Además se deben ventilar los ambientes con frecuencia. Y cubrirse la boca al toser o estornudar, utilizando un pañuelo descartable o con el pliegue del codo para evitar contagiar a otros.