La decisión centralizada por el Gobierno de La Rioja, que gira en torno al profesionalismo y la responsabilidad científica y social de llevar adelante la gestión de la pandemia a nivel local, pone de relieve que los resultados alcanzados son en gran parte un resultado de esa profundidad con la que el Estado intervino durante todo este período

Todo ello ejecutado a través del Comité Operativo de Emergencia, a cargo del jefe de Gabinete del Gobierno, Juan Luna, con el aporte de distintas áreas del Ejecutivo provincial.

La coordinación sanitaria a cargo del ministro de Salud, Juan Carlos Vergara y de los funcionarios del área sanitaria, Gonzalo Calvo, Germán Guglieri, Eduardo Bazán y Ariel Cejas Mariño, que dispone de las tareas de control sanitario, acceso a la provincia –Junto a la Secretaría de Transporte y Movilidad, Seguridad Vial y la Policía- y abordaje de protocolos en higiene y seguridad, como el seguimiento y rastreo de cada paciente involucrado. Los aislamientos en hoteles y cabañas por 14 días, en personas con diagnóstico positivo o de relación estrecha, con fueron determinantes también para el control de la crisis.

Ahora, nos encontramos en la fase de reapertura progresiva, con responsabilidad y compromiso ante la pandemia. Es fundamental para esta gestión de Gobierno cuidar de todos y todas, pero en especial de quienes trabajan; que las distintas actividades cumplan los protocolos sanitarios y las recomendaciones. El Estado pone todas las herramientas para cuidar de la población, siendo el compromiso social el engranaje más importante del motor que pondrá en funcionamiento una nueva normalidad en la provincia. Cada día cuenta y cuidar el cero es la premisa.

Nueva Normalidad

La protocolización de cada una de las actividades habilitadas, con la participación activa de expertos en bioseguridad y representantes de cada uno de los sectores involucrados de la sociedad civil. Cada una de estas guías se destaca a su vez por tener consideración y plena receptividad del medio local, y su monitoreo implicó redireccionar gran parte del aparato estatal a ese fin.

El resultado sanitario alcanzado de retornar a la situación epidemiológica 0 (sin casos), en un momento en el que la Pandemia cursa su peor momento en otros distritos del país como en AMBA y el Conurbano bonaerense.

La permanente interacción y cercanía del Gobierno con cada uno de los actores sociales afectados por la Pandemia, llevando a cabo medidas inéditas e imitadas por otras jurisdicciones; con un alto alcance y eficiencia en su implementación abre un nuevo precedente para lo que es una cuarentena cada vez más administrada. Las instituciones, el Comité Operativo de Emergencia (COE), funcionarios cercanos y activos son consideradas, en la nueva protocolización, los brazos ejecutores que del Estado para sobrellevar la crisis