La semana pasada, el Frente de Todos decidió postergar el tratamiento de la iniciativa sobre deudas impositivas, aduaneras y previsionales, para avanzar en acuerdos con los bloques opositores

La Cámara de Diputados se encamina a debatir este miércoles, en una sesión especial, el proyecto de ley de moratoria a las deudas impositivas, aduaneras, y previsionales, luego de que el Frente de Todos decidiera postergar la semana pasada su tratamiento para avanzar en acuerdos con los bloques opositores.

La intención de la bancada oficialista es emitir despacho este martes en un plenario de la comisión de Presupuesto y Hacienda convocada para las 11, luego de consolidar las mayorías necesarias para poder votar la iniciativa, en la que -según fuentes legislativas consultadas por Télam- aceptará introducir algunas modificaciones que no alteren el espíritu de la propuesta impulsada por el Gobierno nacional.

El presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, avanzó en los últimos días en negociaciones con la oposición para realizar una doble sesión esta semana.

Ese esquema contempla para el miércoles el tratamiento del proyecto de moratoria impositiva, mientras que el jueves se concretaría la visita informativa del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo amplía la cantidad de contribuyentes que pueden adherirse a la moratoria aprobada en la ley de Solidaridad Social que solo era para pymes, para moras acumuladas al 30 de junio pasado.

El Frente de Todos, que conduce Máximo Kirchner, se aseguró esta semana el respaldo del interbloque Unidad para el Desarrollo, la mayoría del Interbloque Federal y del Movimiento Popular Neuquino.

Con el respaldo de 117 diputados propios -el presidente de la Cámara, Sergio Massa, no vota-, ocho diputados del interbloque de Unidad para el Desarrollo -que preside José Luis Ramón- y los cuatro cordobeses del interbloque, 2 del peronismo y 1 del MPN, el oficialismo ya tendría asegurado la sanción del proyecto de moratoria.

Juntos por el Cambio se inclina a presentar el dictamen de minoría ya que tiene dos reclamos para acompañar el proyecto: que se incluya un premio a los contribuyentes cumplidores y se excluya a Oil Combustibles porque se trata de una empresa quebrada sin actividad.

El Frente de Todos está dispuesto a introducir algunos cambios que no reformen el espíritu de la ley, como eliminar las multas y punitorios de los contribuyentes que pagaron sus deudas, incluir a los clubes de barrios o estirar los plazos para el pago de la primera cuota como pide Unidad para el Desarrollo.

El presidente de la comisión, el diputado del Frente de Todos, Carlos Heller, en la última reunión cuestionó el premio para cumplidores propuesto por Juntos por el Cambio ya que cuando se incluyó en el blanqueo «significó una disminución de 60 mil millones de pesos de ingresos a las arcas», pero dijo que «le sonó» bien la propuesta del radical Hugo Romero de que se eliminen las multas para aquellos que las pagaron para cancelar sus deudas.

En ese sentido, dijo que en este tema se puede tener «un punto de equilibrio de premiar a los que están pagando y eliminar las multas y punitorios para dar una satisfacción a una demanda y al mismo tiempo tener la prioridad de cuidar las arcas que están muy comprometidas».

El diputado radical Pastori dijo a Télam que «nuestra posición es clara de que se debe excluir a Oil Combustibles porque no solo se trata de una empresa quebrada sin actividades, sino que además está en un proceso judicial por la retención de impuestos» y reclamó «el premio a los cumplidores»

En tanto, el titular del interbloque de Unidad para el Desarrollo, José Luis Ramon, dijo que «firmarán el dictamen de mayoría» porque es necesaria la moratoria «por un lado para que las empresas y emprendedores puedan reestructurar sus deudas, y para el Estado, para que pueda tener una recaudación necesaria para poder brindar la asistencia en esta crisis, como es el otorgamiento del IFE que ya lo cobraron 11 millones de personas y la ayuda a las empresas para el pago de sueldos con los APT».

Consideró que la posición de Juntos por el Cambio se debe «a su interna furiosa porque quien tiene el protagonismo frente al gobierno nacional», al cuestionar la postura de la principal fuerza opositora.

Ramón dijo a Télam que van a pedir algunas reformas del proyecto «como estirar del 30 de junio al 31 de julio el corte de las deudas acumuladas» para ingresar en la moratoria y que la «primera cuota se abone en enero» en lugar de noviembre.

La iniciativa fija que habrá plazo hasta el 31 de octubre para inscribirse y que la primera cuota vencerá el 16 de noviembre.

El proyecto establece que las deudas previsionales se podrán pagar en un plazo de entre 48 y 60 cuotas, mientras las obligaciones tributarias se podrán abonar en 96 o 120 cuotas.

La tasa de interés del plan de pago en cuotas será del 2% mensual hasta enero de 2021 y, a partir de ese momento, regirá una tasa variable en pesos.

Además, determina que las empresas grandes en los próximos 24 meses no podrán distribuir dividendos, realizar operaciones con títulos para eludir la normativa cambiaria ni acceder al mercado cambiario para realizar pagos a entidades vinculadas.