El equipo técnico del Senasa estima que la plaga podría estar ubicada entre la Ruta 23 y el río Corrientes, a unos 20 km al norte de la Ruta 30 y a unos 20 km al sur de la Ruta 24.

Buenos Aires – Hoy por la mañana equipos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reiniciaron el monitoreo de la manga, en la zona de la provincia de Corrientes donde se estima podría ubicarse, entre la ruta la Ruta 23 y el río Corrientes, a unos 20 km al norte de la Ruta 30 y a unos 20 km al sur de la Ruta 24.
Sin embargo, la poca accesibilidad de la zona sumado a las bajas temperaturas que imposibilitan que la misma vuele, impidieron encontrarla.
La manga estuvo asentada varios días en cercanías del Paraje El Descanso y no se desplazó hasta la tarde del domingo cuando las condiciones climáticas le permitieron levantar vuelo.
Ayer por la tarde tomó rumbo hacia el noroeste y fue vista por última vez en el Paraje Rincón de Zara.
En tal sentido, el Senasa solicita a los productores de la zona que si tienen información sobre la plaga se contacten con la oficina más cercana.
Mañana por la mañana se reanudará, el monitoreo y seguimiento de la manga