trabajadores remotos invierten en sus oficinas personales

Según informe, los trabajadores están invirtiendo fuertes sumas en adquirir nuevos auriculares, laptops, escritorios y sillas para crear sus propias «mini-oficinas».

El confinamiento del Covid-19 y el subsiguiente aumento del trabajo remoto no sólo tomó por sorpresa a las empresas. Los trabajadores también se encontraron sin espacios de trabajo adecuados, escritorios, sillas ni otros accesorios necesarios para un trabajo a distancia efectivo.

Según un nuevo informe de Uswitch.com, realizada en el Reino Unido, tan pronto como comenzó el confinamiento, los empleados de ese país comenzaron a comprar material de oficina en masa, con más de siete millones de personas comprando nuevo material de oficina.

En total, gastaron más de 2.400 millones de dólares en equipos – un promedio de 286 dólares por trabajador – mientras que más de medio millón de personas gastaron más de 600 dólares en nuevos equipos de oficina. Aunque las cifras corresponden exclusivamente al Reino Unido, es dable suponer que la situación en sí es extrapolable a la mayoría de los mercados.

Los auriculares fueron el artículo más popular, con 2,3 millones de empleados comprando nuevos auriculares para las llamadas de trabajo y las videoconferencias. 1,7 millones de personas compraron nuevos escritorios, mientras que 1,6 millones invirtieron en un nuevo PC portátil.

Nick Baker, portavoz de Uswitch.com, comenta en un comunicado que las inversiones se están realizando en parte porque millones de trabajadores esperan seguir trabajando desde sus casa incluso después de la pandemia.

“Los empleados se están dando cuenta de que tener una conexión de banda ancha estable no es lo único que necesitan para trabajar desde casa, y millones de ellos están comprando nuevos auriculares, PC portátiles y escritorios para crear sus propias mini-oficinas”, dijo. “Cuando usted está comprando equipo de oficina, no se sienta tentado a comprar la primera cosa que vea en Internet. Tómese su tiempo para comparar lo que hay disponible, asegurándose de que cualquier oferta incluya el coste de la entrega, especialmente para artículos voluminosos como los escritorios”.

Fuente: DiarioTI. Ilustración: fotografía de Luke Peters vía Unsplash