En el marco de la semana mundial de la lactancia materna, Dalila Sueldo, quien es doula,es decir aconseja y ayuda a las embarazadas y las acompañan durante el embarazo, el parto y los cuidados al recién nacido; habló sobre la importancia tanto para el bebé como para la mamá de la lactancia.

Sobre los beneficios de la lactancia indicó que “son infinitos tanto física, emocional y nutricional”. Sumó que “para la madre son innumerables desde la recuperación en el postparto, la recuperación del peso, en todo lo que es la parte emocional por la conexión que se da con el bebé. En este nuevo rol como mamá, la lactancia ayuda mucho».   En cuanto a la relación que existe entre la lactancia y el parto respetado consideró que “están íntimamente relacionados porque justamente cuando se respeta el proceso fisiológico y esto incluye respetar la hora sagrada o la hora de oro como se dice ,que son los primeros segundos del contacto con este bebé con la mamá, va a marcar como va a ser la relación y al no intervenir en este proceso, como sucede con un parto respetado, todo se desarrolla un poco más fácil”. Explicó además que “separar de la mamá al bebé para procedimientos que podrían esperar un poco más es algo que no debería hacerse. Hay procedimientos que se pueden hacer en el pecho de la madre y ella no va a tener inconvenientes”.   “Creo que el mejor regalo para una mamá es no intervenir en esa hora sagrada en esos primeros minutos y todo lo que suceda o interfiera en ese momento habla de que el parto y la lactancia no fueron respetados. En la ley de parto respetado se habla de respetar incluso ese momento cuando el bebé ha dejado nuestro cuerpo se está avasallando su derecho de ser amamantado”, expuso.    El tabú Sobre si todavía existen tabúes que tienen que sortear las mujeres a la hora de amamantar a sus hijos en la vía pública, la doula consideró que “en Argentina si hay lugares donde todavía la lactancia es un tabú, esto tiene que ver la educación y la formación de los profesionales donde no hubo un cambio en las curriculas que involucra todo lo que significa la lactancia para la salud. Son pocos los profesionales que dedican su tiempo a hablar de la lactancia desde la ginecología, la obstetricia, la nutrición, la pediatría, inclusive desde la odontología; ya que la lactancia es multidisciplinaria”.    “En muchos lugares no se habla del tema de la lactancia, que una mamá de el pecho a un niño sentada en un bar todavía no es bien visto. La mirada del otro es muy fuerte y lleva a esta incomodidad y hace que se le dé al bebé una mamadera para evitar estos momentos”, expuso.    En cuanto al rol de las doulas en el momento de la lactancia dijo que “nos acercamos desde una manera más íntima porque tenemos un contacto más cercano, nos acercamos desde el lado emocional. Tenemos el tiempo para escuchar todos los mitos que ellas traen, que son infinitos”.   “La lactancia no es un cuestión solamente femenina sino que tiene que ver con la familia con nuestra relación más cercana, con nuestra comunidad, con el sistema de salud; la lactancia nos tiene que involucrar a todos. Más allá de ser la base de una vida saludable para los niños y para las mujeres, es un gran elemento equiparador, transversalizador que nos permite ecualizar a la sociedad, ponernos a todos en el mismo nivel porque ayuda a romper el ciclo de la pobreza. La lactancia es una apuesta al presente y al futuro, a la salud emocional, física, mental y económica de un país entero y del mundo”, concluyó.