EDITORIAL DE MEDIOS PROVINCIA. Un tema rompió la melodía monocorde que la Pandemia nos hace escuchar. El Parque Eólico cambió su directorio y se conoció que debe 600 millones de dólares, algo así como todos los salarios de la administración pública durante dos años (a dólar oficial). El tema recién comienza: ¿Cuál es el negocio para las riojanas y riojanos, y qué hacer con las SAPEM? Desde la semana pasada aumentan los casos de Covid19, pero se mantiene constante la ocupación de camas en UTI.

La discusión sobre las SAPEM es ya larga y de vieja data. Se aseguró que fueron creadas para favorecer el desarrollo económico de La Rioja logrando inversiones que nunca los privados harían. Fue así que durante las gestiones de Beder Herrera, a lo largo y ancho de nuestra geografía, se crearon numerosas sociedades anónimas con participación estatal. Sergio Casas continuó con el legado y sostuvo la operación de la mayoría de estas empresas estatales.    Ahora llegó el turno de Ricardo Quintela al frente del gobierno: ¿Qué hará con las SAPEM? Seguramente todas no caben en la misma bolsa. Hay algunas que son verdaderas herramientas de desarrollo y prestan servicios esenciales a cada una de las riojanas y riojanos, como el Banco Rioja o Edelar por ejemplo.     Y es cierto que ninguna empresa de telefonía e internet hubiera encarado el proyecto de dar conectividad a 126 escuelas rurales y wifi gratuito a 88 localidades y parajes rurales muy pequeños de nuestra provincia.  Como se anunció esta semana que pasó. Allí Quintela pudo destacar la profundización de vínculos y la igualdad social y educativa que se logra con este tipo de inversiones. Esto fue posible porque el estado cuenta con Internet para Todos, que tiene una red de fibra óptica provincial y la infraestructura para hacerlo. Como en pocas provincias del país.      El caso de los molinos de viento   Ariel Parmigiani, es el economista que el gobierno puso al frente del Parque Eólico Arauco SAPEM , y que esta semana logró romper la inercia informativa atrapada en el Covid19, cuando aseguró en una entrevista al diario Nueva Rioja que se encontró con una deuda de 600 millones de dólares en el Parque entre otras declaraciones, que dispararán un sinnúmero de dudas y cuestionamientos. Tanto de la sociedad en general como en el seno del Gobierno.   600 millones de dólares son como 2 años de la suma de todos los sueldos estatales a precio oficial del dólar, al precio paralelo son tres años y medio. Casi durante un mandato completo del Gobernador. El único propósito de esta comparación es representar el volumen de dinero al que se hace referencia.    Por eso, en su afán de ser gráfico, Parmigiani indicó que el Paque Eólico es diez veces más grande que el Banco Rioja. Y esto es sin dudas una medida de volumen impactante. El economista descalificó la gestión del arquitecto Juan Fernando Cárbel, que estuvo al frente de la SAPEM, asegurando que le habían vendido un cuento al Gobierno, sobre que era una empresa en expansión, con muchos proyectos, que sería algo bueno para la provincia y ahora, cuando vieron los números se dieron cuenta de que realmente todo se había armado como una fantasía.   Con respecto al futuro Parmigini sólo dijo que lo primero será estabilizar la empresa, pero no brindó más precisiones sobre cuál será el futuro del Parque. Puesto que también el economista dejó en claro que los contratos de venta de energía que firmó Cárbel, no pueden garantizar la devolución de la deuda.   Y lo más grave es que Parmigiani reconoció que se había armado un esquema de conseguir préstamos para tapar otros préstamos. Al que el economista no dudó en definir como esquema de Ponzi. Un fraude archiconocido que le debe su nombre al italiano Carlo Ponzi  que hace 100 años inventó una estafa piramidal, donde nadie produce ni vende ningún producto o servicio, sólo invierte dinero.     Los inversores que están en la cabeza de la pirámide reciben sus ganancias gracias al ingreso de nuevos inversores, pero en la base de la pirámide las víctimas se cuentan de a miles. Una versión de la estafa remozada y con variantes se conoció hace algún tiempo en la Argentina bajo el nombre de la flor o telar de la abundancia. Seguramente muchos conocen a un amigo o pariente que cayó en la trampa.      Vientos de cambio   Frente a este panorama financiero, técnico y económico de la empresa Parque Eólico Arauco SAPEM, lo que seguramente se impondrá primero será la valoración política. Preguntas como ¿es necesario que el estado provincial se embarque en un proyecto de tal volumen de complejidad y dinero a riesgo de endeudar las arcas públicas? ¿Cuál es el rol de un Estado presente y hasta donde llega? Es cierto que la energía es un recurso estratégico y que las ganancias pueden ser importantes para nuestra provincia, pero también conlleva un gran riesgo.   Que el parque eólico riojano haya sido uno de los primeros del país y que la deuda tomada a través del bono verde, que se consiguió en la gestión anterior, también fuera la primera que toma una provincia, puede ser mirado como una circunstancia de orgullo; pero desde otro punto de vista puede ser visto como un riesgo muy grande en el que no hay mucha experiencia, y se puede interpretar que se está sometiendo a la provincia a la prueba y al error.      Queda por mucho camino por desandar, este parece ser el primer paso. Ahora vendrá seguramente la investigación de la justicia y las consecuencias de los manejos de la SAPEM, si las hay. Pero la mirada del gobierno seguramente se enfocará en el futuro de la situación. Quintela tendrá que tomar una decisión política  muy compleja, como tantas otras que le está tocando asumir, las alternativas van desde la venta del parque, la concesión, etc; o afrontar el refinanciamiento de la deuda y enderezar el barco para avanzar con el proyecto.    Otros números alentadores   Casi siempre la muerte de un ser querido representa al menos incertidumbre, incomprensión, impotencia y duda; sentimientos que conllevan a diferentes sufrimientos. Se debe tener en  cuenta que se destaca en estas líneas como alentador el número de muertes que “no ocurrieron” en La Rioja y Argentina, gracias al formidable e incansable trabajo de los integrantes de nuestro sistema sanitario. También de las acertadas decisiones políticas que fueron basadas en la opinión de los comité de expertos y científicos que asesoran a los gobiernos nacional y provincial.   Cuando está pandemia concluya,  a pesar de todo el dolor, se podrá visibilizar  seguramente un triunfo de la ciencia, muchas veces desprestigiada y desvalorizada.  No sólo por la posible vacuna que está cada vez más cerca, sino también porque los sistemas de distanciamiento personal funcionan y funcionaron.    Las cuarentenas son y fueron exitosas, y la economía no se perjudicó más en los países como Argentina con una larga cuarentena, que en otros lugares del mundo. En ese sentido Argentina en general y La Rioja en particular  tienen un número relativo de fallecimientos muy inferior a otros países que no aplicaron medidas de distanciamiento. Las estadísticas comienzan a demostrarlo.    Con 7,8 fallecidos cada 100 mil habitantes en todo el país;  y  5,8 en la Rioja –por debajo de la media nacional – estamos muy lejos de los 51 decesos por 100 mil que posee el vecino Chile, por ejemplo. Italia suma 58,17 muertos cada 100 mil habitantes, el Reino Unido 69,39; España 60,78; Francia 45,15 y en Latinoamérica Brasil 44,15 y Perú 59,46.   Esta semana la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) informó que el producto bruto interno (PBI) de la eurozona sufrió en el último trimestre abril- junio, una caída del 12,1%; sin precedentes en toda la historia. Y señaló que España es la economía con peor evolución, derrumbándose  su PBI en 18,5%.   Alemania es llamada la “Locomotora” de la economía europea, y según su Oficina Federal de Estadística (Destatis), se contrajo en el segundo trimestre de 2020 un 10,1%; respecto al trimestre anterior.     Francia tuvo un derrumbe histórico de su economía medido por su Instituto Oficial de Estadísticas (Insee), que muestra que el PBI cayó 13,8% en el segundo trimestre a causa de la epidemia de COVID19.   En argentina aún no hay datos oficiales del último trimestre, pero el economista y periodista Adrian Di Pace aseguró en una nota que publicó en el diario Ámbito Financiero, que en base al Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central de la República Argentina (BCRA), las consultoras estiman una caída del PBI del 12% para el 2020. Y durante el  trimestre abril-junio el PIB caería 16,5% con relación al primer trimestre de 2020.   Y hay que tener en cuenta que Argentina arrastra dos años de recesión de una economía sobre-endeudada y débil. Pero a juzgar por los números que se comienzan a conocer, los países europeos y otros de la región que poseen alrededor de 10 veces más fallecidos cada 100 mil que Argentina, no corren con mejor suerte a nivel económico.    Ayer la Organización mundial de la Salud (OMS) alertó sobre que la pandemia será muy larga. Y destacó que es muy “peligroso” que se “afloje” la respuesta en un contexto de presiones socioeconómicas.  Tal vez varios líderes mundiales optaron por cuarentenas flexibles de entrada o sin ningún tipo de distanciamiento.  Privilegiaron o privilegian a sectores económicos, enmarcados en una falsa dicotomía que enfrenta salud y economía, que las estadísticas están mostrando que es falaz. Se impone una vez más la sabiduría de las abuelas que decía: lo importante es la salud, lo demás viene por añadidura.

fuente medios provincia