El conjunto paceño debería viajar a Buenos Aires para medirse con el Matador el 22 de septiembre.

Al menos siete integrantes del equipo conformado por jugadores, cuerpo técnico y asistentes del Bolívar de La Paz, que recientemente restituyeron entrenamientos para afrontar los partidos por la Copa Libertadores, en la que se enfrentará con Tigre, dieron positivo a la COVID-19.

«Los afectados han sido sometidos al aislamiento conforme establece el protocolo sanitario y normativas indiadas por el Ministerio de Salud», indicó un comunicado del club de fútbol de Bolivia sin dar detalles de si entre ellos hay futbolistas. En el plantel están el técnico Claudio Vivas y los argentinos Marcos Riquelme y Jorge Pereyra.

El Bolívar inició una concentración cerrada el pasado viernes en un hotel al sur de las afueras de La Paz que lo convierte en el primer equipo boliviano en retomar sus entrenamientos. Por ello, al inicio de esa labor se realizaron 56 pruebas a integrantes de esa delegación tras lo que «siente dieron positivo asintomático», mencionó la nota del club.

La Academia de La Paz tiene previsto recibir el 16 de septiembre a Palmeiras en La Paz, en lo que supone la restitución de juegos en el grupo B de la Copa Libertadores, para luego viajar a Buenos Aires para enfrentarse con Tigre, el 22.

En caso de que las personas afectadas den negativo a las nuevas pruebas de COVID-19 «se incorporarán a la concentración cerrada junto al resto del plantel», indica la comunicación.

Bolivia ha reportado 3.064 fallecidos y 78.793 casos confirmados desde la detección de los primeros contagios en marzo pasado.