El programa se realizó en base a las pautas del Convenio 190 de la OIT sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, que entrará en vigencia en 2021.

«Es un hito muy importante porque la reconstrucción de Télam tiene que tener varios aspectos y uno muy importante es poder acortar las brechas de desigualdad y trabajar en un ámbito donde el respeto y la no violencia sea un código entre trabajadoras y trabajadores», dijo Bernarda Llorente, presidenta del medio público.

Además, destacó que tanto el programa como el protocolo fueron elaborados «con participaron de distintos sectores, de los sindicatos» y que «habrá una coordinación permanente» a cargo del «personal de Télam y de organismos del Estado».

Por su parte, Mariela Riganelli, asesora del directorio en Recursos Humanos, resaltó que se trata de un programa «integral que incorpora capacitaciones, acciones de sensibilización y de prevención» y explicó que el protocolo «será el instrumento mediante el cual se van a canalizar los casos concretos de denuncias por violencia».

En tanto, Paula Luanco, representante del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), valoró el protocolo «construido en forma colectiva, que tiene un último artículo que dice que debe ser revisado, y eso es importante».

Es un hito muy importante porque la reconstrucción de Télam tiene que tener varios aspectos y uno muy importante es poder acortar las brechas de desigualdad y trabajar en un ámbito donde el respeto y la no violencia sea un código entre trabajadoras y trabajadores”
BERNARDA LLORENTE, PRESIDENTA DE TÉLAMPor su parte, la representante de la Asociación de Prensa de Buenos Aires (APBA), Luciana Rodríguez, coincidió en ese aspecto y añadió que «es una herramienta para mejorar la calidad de trabajo».

El programa fija una serie de objetivos para lograr un espacio laboral libre de violencias, crea un Comité de Equidad Laboral, un Equipo Especializado en Violencia Laboral y de Género y un Protocolo de Prevención e Intervención que detalla los pasos a seguir ante denuncias.

Se realizó en base a las pautas del Convenio 190 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, que entrará en vigencia en 2021.

También sigue las directrices elaboradas por la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral (OAVL) del Ministerio de Trabajo y se inspiró en un protocolo aprobado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

«Es un día especial, avanzamos a pesar de la pandemia, estamos contentas con este avance», destacó Llorente.