El viceintendente Guillermo Galván se mostró muy esperanzado en el diálogo mantenido ayer junto a la intendenta Inés Brizuela y Doria y funcionarios del gabinete con los trabajadores PEM

Son momentos en los que tenemos que profundizar el diálogo para llevar tranquilidad a los trabajadores municipales y en especial a los que están comprendidos dentro de este programa que hace años que están esperando una oportunidad para mejorar su calidad laboral”, expresó Galván.  El viceintendente, manifestó que en la oportunidad se pudo conversar francamente con los trabajadores que tuvieron la oportunidad de manifestar cuáles son sus aspiraciones y deseos respecto a la prestación de servicios en la Municipalidad, donde propusieron algunos criterios a tener en cuenta a la hora de mejorar las condiciones de empleo.  En tal sentido, Galván indicó que la firma de un nuevo acuerdo financiero con la provincia pondría en otras condiciones a la municipalidad y se mostró expectante a las distintas alternativas que la intendenta está gestionando a nivel nacional para canalizar una solución a los trabajadores PEM.  Asimismo, Galván lamentó la criminalización de la protesta que se puso de manifiesto en la detención del trabajador municipal detenido y liberado el fin de semana; y manifestó que la provincia pudo tener un mejor trato con el municipio de la Capital en un momento tan doloroso para los argentinos y para los riojanos, pero sin embargo prefirió tomas las decisiones en soledad.   En tal sentido, llamó al Gobierno provincial a escuchar a la gente que está disconforme con el manejo dela situación actual y dejar de echar culpas a la oposición por las distintas manifestaciones que se expresan en las calles y en las redes sociales