Sebastián Villa está viviendo uno de los peores momentos desde que llegó a Boca, ya que sin decírselo, el club no lo utilizará en la Copa Libertadores de América ni en la Liga Profesional, si es que arranca, hasta que la Justicia no se expida sobre la denuncia por violencia de género que le realizó su ex novia Daniela Cortés.
El xeneize inclusive inscribió el jugador para el torneo continental sabiendo su situación, pero no lo utilizó hasta el momento. 
Fueron varios los equipos que intentaron contratar al delantero colombiano durante el mercado de pases europeo, pero las ofertas que llegaron, que no fueron muchas, no conformaron a la comisión directiva encabezada por el presidente Jorge Amor Ameal y Juan Román Riquelme.
Uno de los pocos equipos que hizo un ofrecimiento formal por Villa fue el Atlético Minero, cuyo director técnico es nada menos que Jorge Sampaoli.
Ese mismo equipo es quien está más cerca de llevárselo, gracias a poner sobre la mesa cerca de 6 millones de dólares limpios para el club de la Ribera. Este ofrecimiento alivianaría las arcas de Boca y sería una solución inmediata para las ganas de jugar del colombiano, que ya va haciendo las valijas.