El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales de Córdoba y vocal de la Cámara en lo Criminal de Quinta Nominación de esta Capital, el juez Luis Enrique Ramón Paoloni, murió este sábado a los 67 años por coronavirus, según indicaron fuentes judiciales.

El fallecimiento se produjo esta madrugada, tras contraer Covid-19, y su deceso generó pesar en el ambiente del Poder Judicial. La Asociación de Magistados emitió un comunicado en la red social Facebook sobre la «irreparable pérdida de quien sirvió a la Institución con vocación de servicio durante varios mandatos».

Abogado, docente universitario y padre de cuatro hijos, Paoloni fue secretario de los juzgados de instrucción de las ciudades de Marcos Juárez y de Bell Ville.

Asimismo fue fiscal de Instrucción y de Familia, y juez de Instrucción y Faltas en Bell Ville. También fungió como fiscal en la Cámara de Familia en la ciudad de Córdoba y, desde hace unos 10 años, se desempeñaba como vocal de la Cámara en lo Criminal de Quinta Nominación, de la Capital. 

Paralelamente era presidente de la Asociación de Magistrados, cargo al que llegó tras imponerse al anterior titular, Mario Capdevilla. Paoloni ya había presidido la institución entre 2010 y 2015.

Para los asociados en conjunto resulta una irreparable pérdida de quien sirvió a la institución con vocación de servicio durante varios mandatos (2010/2012, 2012/2015 y 2018/2021), siendo el responsable, entre otras decisiones trascendentes para la entidad, de la reforma del estatuto social. 

Desde siempre, Paoloni participó activamente en la vida asociativa. Primero, como delegado del interior de las sedes de Bell Ville y Marcos Juarez. Luego fue vocal, prosecretario y secretario de la Asociación bajo distintos mandatos; siempre con la firme convicción de trabajar para llevar beneficios a los asociados y mejoras de infraestructura eficiente, tanto en la sede social como en su amado Hotel Dique Chico. Los integrantes del Consejo Directivo de esta Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales de la Provincia de Córdoba acompañan a sus familiares y ruegan por el descanso de su alma, recordándolo como un incansable defensor de la justicia y las instituciones republicanas».

Durante una entrevista con La Voz, de 2018, había opinado que los magistrados de Córdoba eran «magníficos». 

«Tenemos un gran problema y es que la sociedad no nos valora adecuadamente. O mejor dicho, tiene un concepto sobre nosotros que no es del todo bueno. Eso obedece a que estamos envueltos en situaciones de múltiples juicios y procesos, y a veces las coberturas de la prensa sólo se ocupan de cuestiones polémicas o controversiales», había señalado por entonces.

«Los magistrados de Córdoba son magníficos. No hay episodios que podamos ver en otras jurisdicciones; y si los hay, son casos muy aislados. Sin embargo, tenemos un muy bajo concepto de credibilidad. Y tenemos que recuperarla», afirmó.