La 18° Edición de la Feria del Libro de La Rioja apuesta a una prometedora agenda de contenidos culturales y educativos que se ofrecerán de manera virtual, descentralizada y semipresencial. Cada propuesta integra un trabajo mancomunado entre distintas áreas del Gobierno de La Rioja, el Ministerio de Cultura de la Nación, otras entidades públicas y privadas, universidades, librerías, editoriales y un inmenso equipo de trabajo que se comprometió a realizar este histórico y clásico evento de la provincia, a pesar de la situación epidemiológica mundial.

El acto oficial de apertura de la Feria del Libro, a desarrollarse el viernes 5 de noviembre desde las 16 horas, a través de Facebook Live en la fanpage Gobierno de La Rioja y a través de Canal 9, esta vez, presentará un espectáculo inédito en el que se viene trabajando minuciosamente desde la Secretaría de Culturas dependiente del Ministerio de Turismo y Culturas. La propuesta tiene como fundamento la revalorización y reivindicación de la historia que nos envuelve, a través de una obra artística que reúne aquellas expresiones más significativas y simbólicas de nuestro repertorio cultural: La Cantata Riojana. A su vez, ese fundamento, se refleja en el contexto histórico, político y social de nuestra provincia y nuestro país: resignificar nuestra máxima obra en una puesta escénica con nombre y apellido. 

La propuesta de la Cantata Riojana interpretada enteramente por mujeres, a través del canto, la música, la actuación, la danza, la estética visual, y la producción general, se sostiene en una decisión política del Gobierno de La Rioja de accionar con inclusión, diversidad y respeto en una gestión que promueve estos valores. Por esta razón, la Secretaría de Culturas, a través de la secretaria Patricia Herrera, y de Luis Chazarreta, responsable de la Dirección de Música, explican el proyecto.

“Si bien nos tocó un primer año difícil por la situación sanitaria, siempre supimos que la gestión cultural iba a accionar con este gobierno.”, comenzó la secretaria Patricia Herrera. “En cada gestión que trabaje junto a Ricardo Quintela, la cultura ocupó un lugar primordial en la agenda y en el modelo de proyecto político; por esa razón hoy estamos contando con tanto orgullo, el anuncio de este proyecto tan anhelado porque se buscó la forma y se logró.” Herrera sostiene esta puesta con la esperanza de que la comunidad pueda vivirla de la mejor manera, dice, “que la haga propia, que la disfrute, que sea no sólo receptora sino también partícipe de esta construcción transformadora, hecha de intereses comunes, distintos y nuevos”. A pesar de que nos encontramos con una pandemia que afecta al mundo entero, el desafío será crear nuevos modos de seguir reivindicando la cultura en su diversidad.

“La Feria del Libro debe ser una fiesta cultural que siga siendo símbolo para riojanas y riojanos: por cómo se inició, por la historia de las ediciones, por el valor de quienes hacen la cultura escrita, desde la creación, la publicación, la venta o la difusión, por la estrecha relación con las instituciones educativas y académicas… y, sobre todo, por la apropiación de este evento por parte de la sociedad.”, expresa Herrera.

Chazarreta, por su parte, está vinculado a la Cantata Riojana desde hace mucho tiempo, ha sido parte de la creación, ha participado de la obra en varias ocasiones, hizo arreglos musicales y técnicos para la misma y ha sido testigo del enorme viaje que hizo por el mundo. “La Cantata Riojana describe un modelo de pueblo latinoamericano de hace dos siglos, es una pintura de cualquier pueblo de esta región y creo que merece escucharse mucho más por estos lugares”, comenta.

La Cantata Riojana se ha realizado en numerosas ocasiones y ha sido interpretada por músicos y músicas de diferentes generaciones, pero Chazarreta cuenta que siempre hubo poca presencia de las mujeres músicas en la obra, “empezamos a hablar de eso, hace ya un tiempo, y con varias mujeres ya se venía pensando en esta idea”, dice el músico, y explica que ese proyecto tuvo su proceso de planificación, “se necesita una logística enorme, es un plantel de, aproximadamente, ochenta y cinco (85) personas que participan, entre las cuarenta y dos (42) cantantes, veintidós (22) instrumentistas, más de diez (10) actrices, más de diez (10) bailarinas y entre técnica y producción, es un enorme grupo de gente”, indica.

Este año, esa logística se logró. “Es histórico, porque juntar, entre esa enorme cantidad de mujeres, generaciones tan disímiles como una Raquel Tejada, por ejemplo, con otras chicas que recién están empezando su carrera artística”, expresa Chazarreta, destacando que, por supuesto, no son todas las artistas que hay en La Rioja, que hay una enorme cantidad y nuestra provincia tiene mucho talento que se debe potenciar en cada oportunidad.

Tanto Héctor David Gatica, como Ramón Navarro, autores de la Cantata Riojana, apoyan y celebran esta nueva interpretación. “Hablé con David y Ramón, cuando les comentamos la idea, acompañaron el proyecto y les generó mucha expectativa. Nos alegró que ambos autores, con su trayectoria e impronta identitaria, nos respalden, celebren y abracen”, comentó Herrera.

“Estamos felices con todo esto”, celebra el director. Y explica que, en un momento donde la perspectiva de género debe ser y está siendo atendida por el Estado a la hora de proponer proyectos artísticos que excedan el mero acatamiento a los porcentajes de cupo establecidos por la ley, entrar en el tema de una elección artística y convocar a las mujeres a la alternativa de proponer una obra tan querida y tan emblemática para La Rioja, y que quede en manos de ellas enteramente, con sus modos de decir, de cantar, de definirlo. “Desde la Secretaría de Culturas, proponerles y darles el plafón donde realizarlo, ese era un pedido muy expandido en la comunidad artística femenina que siempre tuvo una potencia y que siempre costó más que salga a la luz porque sabemos cómo se maneja el establishment del patriarcado, y esta es una ventana que ofrece el Estado para que puedan decir lo suyo de la manera que les parezca”, sostiene Chazarreta.

“La Cantata Riojana no tiene dueños con apellido de hombre, ni es potestad masculina apoderarse de una obra artística”, explica el director de Música, y cuenta que de ahí surge ese nombre del espectáculo, como una contraposición a parte del texto de “Las Madres Aborígenes”, donde dice que las mujeres son “sin nombre ni apellido”, que refleja y conceptualiza el sojuzgamiento de la figura femenina en la historia. “Esta es una oportunidad para que la mujer pueda plantear su mirada, su visión de la historia”, destaca, y menciona, Chazarreta, que no es una oposición al texto de Gatica ni a la obra, sino que es una postura ante la historia.

Generar propuestas culturales en pandemia

A pesar de la pandemia, el proyecto se concreta este año, con esfuerzo y dedicación de parte de todo el equipo. “Cuando comenzó este proyecto, con algunas mujeres grabamos algunas cosas, luego estuvo parado varios años, y ahora con Patricia reflotó la idea para concretarlo.”, cuenta Chazarreta.

“Desde la Secretaría de Culturas teníamos planeado celebrar, en la voz y arte de mujeres, los 35 años de la Cantata Riojana  en el mes de mayo, reconociendo a sus autores David Gatica (letra) y Ramon Navarro (música), al ser una obra que tiene tanto valor identitario, con fechas ya acordadas en Buenos Aires y en salas del norte argentino”, indica la secretaria Patricia Herrera, “no debíamos bajar los brazos, debíamos sostener el proyecto seguir adelante, ya se estaba armado y fortaleciendo cada vez más por los diálogos y perspectivas que se  estaban generando  con la comunidad artística.  Encontrar las oportunidades en medio de las adversidades tenía sentido.”

Chazarreta destaca que, si bien costó y llevó un tiempo, se avanzó con la idea fija. “Hablamos con las mujeres y llevó más de dos meses de trabajo pasar todos los arreglos a una por una, pero se logró, y estamos felices”, cuenta Chazarreta que, además, explica que la modalidad de trabajo se acató a todos los cuidados particulares a tener en cuenta por la situación sanitaria, “en el Teatro Provincial Víctor María Cáceres, trabajamos con protocolo, subían de a cinco cantantes, a lo sumo seis en una canción, cantaban la obra que les tocaba y se bajaban. El reparto se hizo de esa manera: cantan de cuatro a seis en cada tema, y así pudieron entrar todas”, explica.

“Conversamos con el equipo y Luis (Chazarreta) sobre las medidas y acciones que protejan de manera más eficaz a las personas, su salud, su patrimonio cultural, porque la cultura nos ayuda a reforzar así nuestra resiliencia, lograr resistir, recuperarse, absorber y adaptarse a la nueva normalidad”, destaca Patricia.

La secretaria también resalta que fue un gran desafío trabajar comprometiendo al equipo técnico, de mantenimiento, logística y producción del Teatro Víctor María Cáceres, y a todo el equipo de la Subsecretaría de Arte y Creatividad que se ocuparon de garantizar la seguridad y comodidad de trabajadores y trabajadoras y de cada artista, “trabajar en protocolos para una intervención cultural en situaciones de emergencia que parten de un enfoque de derechos que aseguren la participación de todas y de todos”, sostiene.

Por cada tema se grabó un video, y eso luego iba a edición de audio, y a edición de video, además de aquellas cantoras riojanas que no viven en Capital, a quienes se les explicaba y se avanzaba virtualmente. Por esa razón llevó más tiempo, pero la obra se concretó hasta con varias sorpresas. “Hay propuestas muy lindas de las mujeres, y esa era la idea, ir un pasito más allá, proponer el cómo decir esto que conocemos muy bien y darle un giro”, dice el director.

Chazarreta destaca, particularmente, la decisión política de realizar esta obra. “Es un correlato que tiene una relación directa con la política de gestión cultural que tiene el gobernador Ricardo Quintela. A mí me tocó dirigir la Orquesta Municipal en su momento, y el respaldo artístico que tuvo la cultura en ese momento cuando Ricardo fue intendente, es muy notable.”

El apoyo al crecimiento de ciertos proyectos artísticos se afirma directamente en una visión federal y de revalorización del acervo cultural riojano. La pandemia fue impedimento para muchas acciones que se esperaba realizar, pero con dedicación y proyección se logró trabajar en un producto que perdurará y formará parte del repertorio local. “La idea original de la obra ‘Con nombre y apellido’ era con todas las mujeres en la tribuna central del Estadio de Vargas y el público abajo, y a ese formato poder trasladarlo a otros escenarios… es lo que no se pudo ahora, pero seguramente pronto se podrá”, cuenta Chazarreta, “nos encantaría poder mostrar al mundo esto, tantas mujeres en un proyecto artístico regional con tanto poder”.

Para el proyecto se trabajó con una propuesta integral donde las mujeres tengan el lugar primordial y central desde todos los aspectos técnicos y artísticos que la obra requiere. La Secretaría de Comunicación y Planificación Pública del Gobierno de La Rioja y la Dirección de Cine del Ministerio de Turismo y Culturas, elaboraron una convocatoria a diferentes mujeres directoras audiovisuales para proponer audiovisuales para la música, todo desde su propia mirada y con libertad artística.

Además, “Con nombre y apellido” tiene una estética visual elaborada por mujeres artistas visuales, bajo la dirección de Diana Guzmán, que la define como una propuesta artística-poética con mirada colaborativa, de construcción colectiva y con perspectiva de género intergeneracional para abordar esta propuesta, entendiéndose desde una generación que vino a cuestionar, a criticar, a construir, a defender y a pensarlo todo nuevamente. “Este año será cantada por músicas riojanas, muchas mujeres que pondrán voz a esta hermosa obra maestra, y desde, las artes plásticas-visuales-gráficas”.

El equipo que trabajó en este proyecto inédito

Cantantes: Agostina Peralta, Alejandra Herrera, Ana Galleguillo, Ana Murua, Andrea Aventuroso, Antonella Torcivia, Balbina Diaz Munay, Belén Perea, Brenda Hernández, Bruja Salguero, Camila Fernández, Candela Garrido, Chain Nacuzzi, Charito Carrizo, Cristina Velasco, Flor Castro, Florencia Castro Llanos, Florencia Olivera, Gisella Ortiz, Gloria De La Vega, Inés García, Yohana Carrizo, Joya Nieto, Lía Gómez Castellanos, Lucia Domínguez Bilmezis, Luisina Tello, Marcela Medina, Mariana Matta, Mariel Valdez, Mayra mercado, Memi Vietto, Natalia Barrionuevo, Natalia Brizuela Rissi, Paola Díaz, Paula Navarro, Pilar Mercado, Raquel Tejada, Rocío Villegas, Sofia Carla Arias, Valeria Olivera, Virginia Mazzini, Yohana Santillán, Sofía Ottonello y Mili Juárez.

Instrumentistas: Andrea Agüero, Belén Romero, Carolina Oviedo, Cecilia Reinoso, Cristela Castillo, Delia López, Eliana Rosales, Evelyn Vergara, Hulda Estrabou, Laura Escobar, Mariana Agüero, Mariana Alcaraz, Mariana Cravero, Patricia Montoya, Patricia Ortiz, Pilar Chanampe, Rocío Aciar, Romina Ruarte, Tania Von Arx, Virginia Tapia, Yanina Contreras.

Actrices: Carla Navarro, China Diaz, Claudia Lacasa, Cristina Gaitán, Graciela Venturini, María Heredia, Mónica Oyola, Paulina Carreño, Sofia Pelliza, Susana Zacherini.

Compañía de Danza Escénica Riojana (Secretaría de Culturas):

– Directora de Artes Escénicas: Ana Baldo

– Director de la Cía D.E.R.: Marcos Ormeño.

– Bailarinas: Sofía Moya, María Belén Calligaro, Daniela Belén Gutierrez Ramos, Xiomara Ariana Haiek, Melisa Solange Aballay Guardia.

Bailarinas invitadas:

– Ana Carolina Agüero

– Eva Giselle Rizzonelli

– Ana Sofía Fuentes Vega.

Artistas Visuales: 

– Directora de Artes Visuales: Luciana Gómez.

– Diana Guzmán (Coordinación y curaduría general)

– Jimena Vera Psaró, Patricia Aballay

– Marianela Fajardo (Chilecito)

– Margarita Rojas (Chamical)

– Claudia Benítez

– Alejandra Bustamante

Directoras audiovisuales:

– Almendra Argañaraz Nievas

– Carla Lucia Casas

– Manuela Calvo

– Micaela Parada Larrosa

– Ingrid Vanesa Latiff

– Fuentes Paula

Gobierno de la Provincia de La Rioja:

– Secretaría de Comunicación y Planificación Pública: secretaria Luz Santangelo Carrizo.

– Dirección de Medios Audiovisuales: Ernesto Tineo.

Ministerio de Turismo y Culturas:

– Colaboración de la Dirección de Cine.

Producción general:

– Equipo técnico del Teatro Víctor María Cáceres.

– Equipo de la Subsecretaría de Arte y Creatividad.

– Dirección de Música: Luis Chazarreta y equipo.

– Equipo de la Secretaría de Culturas