El tenista argentino, noveno en el ranking mundial de la ATP, cayó por 6-6 y 6-3 en el estadio O2 Arena, de Londres.