La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, fue diagnosticada coronavirus positivo, por lo que tuvo que aislarse.

Según trascendió, Acuña está en aislamiento y se encuentra en buen estado de salud, sin exhibir síntomas. Fue diagnosticada positiva tras un testeo de rutina. Los primeros días de la semana entrante podría recibir el alta médica.

No obstante, la noticia del contagio de Acuña tiene una implicancia extra porque se trata de una de las impulsores de la vuelta a clases presenciales en febrero, sin atender la situación epidemiológica de cada distrito.

El propio jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la semana pasada había dado positivo de COVID-19 tras regresar de sus vacaciones, y concuerda con Mauricio Macri en que es fundamental que el retono a las aulas sea el 17 de febrero, pese a que la CABA todavía no tiene definido cuándo vacunará a docentes.