Ocurrió cerca de las 00:40 de este domingo por calle Mayas al 47, del barrio Facundo Quiroga. Por fortuna solo se registraron leves daños materiales.

De acuerdo al informe proporcionado por Bomberos Águilas de Acero, por acción del fuerte viento un paraíso  se había quebrado por la mitad, cayendo una de sus ramas  sobre un vehículo estacionado. El automóvil, era un VW Suran, rojo, perteneciente Nicolás Antonio Arriba, de 59 años.

Por tal motivo, personal de Bomberos Águilas de Acero con la colaboración del personal de Defensa Civil de la Provincia procedieron a podar el árbol, para reducir su tamaño y poder mover el vehículo, sin lamentarse daños de consideración. 

También intervino personal Policía, a cargo de la Oficial Principal Rivero Claudia de Comisaría 2da.