La pavimentación completa del paso internacional Pircas Negras, representara para la provincia una oportunidad de desarrollo insoslayable. Entendiendo esto, es que Vialidad Nacional reinicio las obras tendientes a concretar la pavimentación definitiva de los tramos faltantes entre La Quebrad de Santo Domingo y el límite con el vecino país de Chile.

El Ministerio de Obras Públicas de la Nación, a través Vialidad Nacional informa que sobre la RN 76 entre la Quebrada de Santo Domingo y Pircas Negras (Limite con Chile) se dio inicio a la obra de finalización de los tramos faltantes con el objetivo de lograr la pavimentación completa del camino que nos vincula con el vecino país de Chile y representa la salida más cercana que posee la provincia hacia el océano Pacifico.

La obra está dividida en dos tramos constituidos como sección A: Quebrada de Santo Domingo – Mulas Muertas con una extensión de 51 km y la sección B: Barranca Blanca – Pircas Negras con una extensión de 26 km. En estos dos frentes de trabajo, se ejecutarán tareas como excavaciones, construcción de terraplenes, construcción de alcantarillas, construcción de muros de sostenimiento, emplazamiento de defensas, colocación de barandas metálicas, demarcación horizontal y señalamiento vertical y la construcción de una nueva carpeta asfáltica de 6.70 m de ancho y 5 cm de espesor.

Concretamente las tareas se iniciaron en la zona del ingreso a la Quebrada de Santo Domingo, mediante el reacondicionamiento de los pasos existentes como así también de los caminos auxiliares que permiten el ingreso a las zonas a intervenir. Paralelamente, se está avanzando con tareas de topografía tendientes a establecer las condiciones y puntos de partida para el trabajo de los equipos pesados que ya están avanzando en la transformación de la zona. Asimismo, está en progreso la etapa final del traslado de equipos hacia la zona de trabajo, el traslado e instalación de la planta de asfalto necesaria y en líneas generales la ejecución de las adecuaciones necesarias para garantizar el avance de las tareas.

La obra, que conlleva las características específicas de una obra de montaña, representa para la provincia una de las mejores oportunidades de desarrollo genuino en virtud de ser la materialización de la ansiada salida a los puertos del pacifico de los productos que motorizan las economías regionales, no solo de la provincia, sino que de la región también.

La orografía particular de los sectores a intervenir y las condiciones de belleza natural de la zona avizoran un horizonte prospero para el desarrollo de la industria del turismo. La obra representa otra oportunidad de desarrollo sustentable para la provincia en general y específicamente para la zona del valle del Bermejo que combinando el parque Nacional Talampaya y el paso Internacional Pircas Negras cuenta con un potencial incalculable para desarrollarse en base al turismo.

Apostar a obras como esta que traen aparejados grandes beneficios para la provincia y para la región es una de las premisas claves sobre las que la Dirección Nacional de Vialidad pone de manifiesto sus mayores esfuerzos. La RN 76 no solo es el vínculo con el vecino país de Chile, es el sustento para la materialización del desarrollo genuino tan necesario para hacer del interior del país un lugar digno de ser vivido.