Durante un acto junto a dirigentes de la CGT y la CTA, Alberto Fernández aseguró que quiere un acuerdo que no nos postergue más a los argentinos.

El presidente Alberto Fernández aseguró que su mayor urgencia son los que no tienen casa ni trabajo , y no acordar con los acreedores , y afirmó que el plan a tres años para construir 260 mil viviendas por 10 mil millones de dólares implica la cuarta parte de la deuda que tomaron otros con el FMI irresponsablemente en un año.

En un acto de entrega de vivendas en el Museo del Bicentenario, del que participaron dirigentes de la CGT y la CTA, el mandatario dijo: Cuando me apuran a renegociar con el fondo, yo digo que mi urgencia son los que no tienen casa ni trabajo, no acordar con los acreedores. Esa es mi mayor urgencia. Quiero acordar en términos de que no nos postergue más a los argentinos.

Fernández contó que sintió impotencia de ver casas maravillosas que habían quedado construidas en 2015 y por razones inentendibles, que no son otras que la miserabilidad política, no fueron entregadas a la gente.

La vivienda es un derecho humano y tenemos que garantizarlo , afirmó.

En el Museo del Bicentenario de Casa Rosada, el Gobierno nacional firmó un convenio con la CGT y la CTA para asignar 1.200 viviendas del programa «Procrear II Cogestión Local con Sindicatos». Se trata de 1.200 viviendas que se encuentran en la ciudad de Buenos Aires y en los municipiosbonaerenses de Ezeiza, La Matanza, San Miguel, San Nicolás, Lincoln, Bahía Blanca y Tandil.

El objetivo es facilitar el acceso a la vivienda, promoviendo la participación activa de los sindicatos en su asignación, teniendo en cuenta la disponibilidad de los Desarrollos Urbanísticos del programa.

Participaron del acto el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; el secretario general de la CGT, Héctor Daer: el secretario adjunto de la CTA, Daniel Catalano; y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.