Las autoridades del PAMI se manifestaron sorprendidos por la desorganización y el caos que se vive en el centro vacunación instalado en el Luna Park.

Las autoridades de PAMI manifestaron su preocupación por la desorganización y el caos que se vive en el Luna Park, donde se instaló el un centro de vacunación para mayores de 80 años. Y afirmaron que las autoridades porteñas expusieron a los adultos mayores a «un grave riesgo de contagio».

Frente a esta situación, fuentes del PAMI recordaron que su titular, Luana Volnovich, le había ofrecido a la Ciudad de Buenos Aires 10 centros de vacunación para sus afiliados y no obtuvieron respuesta.

Decenas de personas se acercaron este martes desde temprano hasta el estadio Luna Park, uno de los lugares que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispuso para vacunar a las personas mayores de 80 años. Sin embargo, el sistema operativo se desorganizó y hay largas cola, una mujer desmayada y quejas.

Elcira, de 84 años, esperaba a ser atendida pero mientras hacía la larga cola que supera los cinco cuadras se desmayó. Según denunciaron los asistentes, la ambulancia del SAME se demoró en llegar y la mujer estuvo varios minutos recostada en el piso para ser reanimada.

Según se pudo observar en varios videos que se viralizaron en redes sociales, en las largas filas no se respetaba mucho el distanciamiento de 2 metros recomendado para prevenir contagios de coronavirus y la mayoría de los asistentes usa bastón y no hay sillas mientras esperan ser atendidos.

Una de las asistentes que se encontraba en el lugar comentó a C5N que esperó durante 45 minutos para ingresar al predio que cuenta con 30 puestos de vacunación. «Adentro la atención es optima, pero afuera es un verdadero desastre, considero que de acá vamos a salir la mitad contagiados, no se respeta el distanciamiento social y no hay un ambulancia, se descompuso una señora al lado mío y tuvo que venir el SAME», dijo.

«Siento mucha bronca porque nos mandan a todos acá. La cola tiene 5 cuadras alrededor y eso no puede ser. Si hay un vacunatorio en cada barrio por qué no nos mandan a cada uno a su barrio», dijo una vecina 85 años.

En el barrio de Boedo, en el antiguo estadio de San Lorenzo, en Avenida La Plata 1782, se vivieron escenas similares.