Durante 2020, en el marco del G20, Guzmán reiteró en diversas ocasiones la necesidad de que se otorgue esta herramienta y manifestó el «apoyo pleno de Argentina»: «El momento en que más se necesitan es ahora, por lo que debemos actuar con rapidez».

Tras la reunión que mantuvo con el ministro de Economía, Martín Guzmán, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, anunció en su cuenta de Twitter que, a través de derechos especiales de giro, el organismo multilateral de crédito distribuirá US$ 650.000 millones a los distintos países miembros. El monto a asignar es en proporción a la cuota de participación que tiene el país en el FMI.

Argentina, quien tiene una participación de 0,67%, va a recibir DEG 3.052,6 millones. En dólares, al tipo de cambio de hoy, esa cifra es equivalente a US$ 4.354 millones

Tipo de cambio de hoy: US$ 1 = SDR 0.701074

La posición de Argentina en el G20 ha sido la de proponer e impulsar una nueva asignación general de derechos especiales de giro (DEGs). Durante el 2020, el ministro Guzmán ha reiterado en diversas ocasiones la necesidad de, a través de este mecanismo, inyectar liquidez global, fundamental para que los países puedan lidiar con los efectos de la pandemia y proteger a los más vulnerables.

 “La Argentina apoya plenamente una nueva asignación general de derechos especiales de giro, que proporcionará fondos para las economías de ingresos bajos y medios que se necesitan con urgencia. El momento en que más se necesitan es ahora, por lo que debemos actuar con rapidez”, sostuvo el ministro en la última reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20 el pasado 26 de febrero.

La nueva asignación de DEG es un paso importante porque permitirá a los países enfrentar en mejores condiciones los efectos del Covid 19 e impulsar la recuperación mundial de la pandemia.

El DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros. Se base en una cesta de cinco monedas principales: el dólar de EE.UU., el euro, el renminbi chino (RMB), el yen japonés y la libra esterlina.