La inciativa alcanza tanto a parques públicos, privados o mixtos y financiará, además, reformas edilicias e incorporación de equipamientos e inversiones en un rubro en el que «necesitamos que los parques sigan creciendo», indicó el ministro Kulfas.

El Banco Nación (BNA) y el Ministerio de Desarrollo Productivo lanzaron una línea de créditos por $2.500 millones para impulsar el desarrollo de los parques industriales, a través del financiamiento de inversión en infraestructura, tecnología, bienes de capital o nuevas instalaciones, entre otros destinos.

La línea alcanza a empresas instaladas o por instalarse en parque industriales públicos, privados o mixtos y los créditos tendrán una tasa de interés nominal anual (TNA) máxima del 18%, un período de gracia de 6 meses y un plazo máximo de repago de 5 años.

«Estamos trabajando para que los parques industriales del país cuenten con todo el apoyo técnico y financiero que necesiten y así promover el desarrollo territorial y la generación de empleo local», aseguró el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en línea con el objetivo de «una federalización de la producción».

«Necesitamos que los parques sigan creciendo y que las empresas que están en ellos se tecnifiquen. Por eso estamos ofreciendo estas líneas de financiamiento a tasas accesibles, que fomentan proyectos con políticas de género, sustentables y que incorporen innovación de manera intensiva», agregó.

Por su parte, el presidente del BNA, Eduardo Hecker, consideró al plan como «un instrumento vital para garantizar el acceso al crédito de miles de empresas argentinas, a tasas accesibles y con el objetivo puesto en la inversión productiva», de modo de «seguir apostando al país, a la reactivación de la economía, la producción industrial y al trabajo».

Las empresas y parques industriales mixtos inscriptos en Registro Nacional de Parque Industriales (RENPI) podrán acceder a esta línea, destinada a financiar la ampliación de estos espacios a través de la compara de lotes, bienes de capital o componentes nuevos, construcciones.

También financiará reformas edilicias, incorporación de equipamiento, certificaciones, homologaciones e inversiones en tecnologías como inteligencia artificial, robótica e internet industrial.

Serán créditos en pesos con un monto máximo a financiar dependiendo de la capacidad de cada cliente, aunque con una proporción de apoyo del 100% del proyecto y con un plazo mínimo de devolución de 12 meses y máximo de 5 años, informó el BNA en un comunicado.

El ministerio de Desarrollo productivo bonificará el 50% en la tasa a Mipymes y el 40% a grandes empresas, de modo que ninguna empresa que acceda a este crédito pague un interés superior al 18%

Para acceder a la bonificación del 50%, las empresas deberán cumplir, al menos, con uno de los siguientes requisitos: encuadrar como Mipymes; llevar adelante proceso de base tecnológica; adoptar normas de gestión ambiental o producir bienes que contribuyan a la sostenibilidad ambiental; aplicar políticas de género inclusión.