El Millonario hizo un trabajo táctico esta mañana y el Muñeco empezó a delinear lo que será el once que jugará en Mendoza. El lateral entrenó diferenciado toda la semana y, más allá de sus ganas por estar, no sería convocado.

River comienza a ultimar detalles con vistas al encuentro frente a Godoy Cruz del próximo sábado. Este jueves, el Millonario hizo un trabajo táctico en el predio de Ezeiza y Marcelo Gallardo dio indicios de lo que será el once titular que saltará al campo de juego en Mendoza.

Al igual que en los últimos días, Gonzalo Montiel se entrenó de manera diferenciada y continúa con su etapa de acondicionamiento físico tras superar un cuadro de mononucleosis. Más allá del esfuerzo y las intenciones del lateral por subirse al avión rumbo a tierras cuyanas, todo parecería indicar no integraría la lista de convocados que será publicada esta tarde.

En relación al equipo que viene de empatar 1-1 ante Boca la jornada pasada, el Muñeco haría una sola modificación: el ingreso de Alex Vigo por Milton Casco, expulsado en el Superclásico. Con esta variante en el sector derecho de la cancha, el entrenador mantiene la línea de cuatro defensores.

Asimismo, unos metros más adelante, surge la incógnita de qué pasará con Jorge Carrascal: si irá desde el arranque contra el Tomba o si su lugar será ocupado por Julián Álvarez. En caso de que el juvenil le gane la pulseada al colombiano, cambiaría levemente el esquema y la formación tendría tres delanteros.

De esta manera, River, que volará mañana a Mendoza para visitar a Godoy Cruz el próximo sábado desde las 21, estaría conformado por: Franco Armani; Vigo, Jonatan Maidana, Paulo Díaz, Fabrizio Angileri; Carrascal o Álvarez, Enzo Pérez, Agustín Palavecino, Nicolás de la Cruz; Rafael Santos Borré y Matías Suárez.

Tranquilidad en River: hisopados negativos

Esta mañana, todo el plantel de River fue sometido a un nuevo hisopado para descartar otro caso positivo de Covid-19 en la previa del partido ante Godoy Cruz, tras los casos positivos del médico Federico Brandt y del dirigente Eduardo Barrionuevo. Para la buena fortuna de Marcelo Gallardo, todos los futbolistas dieron negativo.