Insinuaba en redes sociales que iba a cometer una masacre, lo investigó el FBI y fue detenido

El hombre, de 24 años y acusado del delito de «intimidación pública», publicaba todo tipo de mensajes sobre actos de terror o violencia extrema. En un allanamiento en su domicilio secuestraron diversos artefactos electrónicos y cartuchos de armas.

Un joven de 24 años que a través de las redes sociales insinuaba que iba a cometer una masacre e idolatraba a un terrorista australiano que atacó dos mezquitas en Nueva Zelanda en 2019, fue detenido en un domicilio de la capital santiagueña, luego de que en la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal se recibieran investigaciones al respecto realizadas por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) estadounidense.

Fuentes policiales informaron que el arresto fue realizado el jueves por efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA), tras un análisis de las redes sociales realizado por especialistas del Departamento Unidad de Investigaciones Antiterrorista (DUIA) de la fuerza.

Los pesquisas establecieron que el sospechoso, de 24 años, residía en un domicilio del barrio Vinalar, de la ciudad de Santiago del Estero, desde donde subía a las redes sociales posteos en los que insinuaba que iba a cometer una masacre.

Los voceros detallaron que la causa se originó en base a investigaciones que llegaron a la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal realizadas por el FBI.

«Estoy a punto de estallar y hacer la de Brenton Tarrant… y después ser matado por la policía», decía uno de los mensajes reportados por el el FBI que este usuario posteó en un grupo de chat privado.

«Ahí (sic) es cuando fui radicalizado (emoji de risa) elegir la violencia … y eso ayuda mucho. Lo que hizo Brenton en Nueva Zelanda salvó mi vida y estoy orgulloso de eso… Me hizo darme cuenta de que no todo está perdido», afirmó en otros posteos.

La referencia estaba ligada al ataque que el terrorista y asesino en masa australiano Brenton Harrison Tarrant cometió el 15 de marzo de 2019 contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, ubicada en la costa este de la isla sur de Nueva Zelanda.

El extremista que abogaba por la «supremacía blanca», mató a 51 personas e hirió a otras 40 en los dos ataques que se dieron de manera consecutiva, con diferencia de 15 minutos, y que incluyeron una transmisión en vivo por redes de la masacre a través de la cámara que el asesino ahora condenado a prisión perpetua llevaba encendida en su casco, mientras disparaba con un fusil semiautomático.

El fanático de Tarrant detenido en Santiago del Estero pudo ser localizado tras un análisis exhaustivo en las redes sociales por parte de expertos de la DUIA que descubrieron que publicaba en Facebook todo tipo de mensajes sobre actos de terror o violencia extrema.

Una vez identificado el domicilio, los federales realizaron un allanamiento avalado por el Juzgado interventor, en el que detuvieron al acusado y secuestraron diversos artefactos electrónicos y algunos cartuchos de Fusil Automático Livianos (FAL), carabinas y escopeta.

En las paredes de su cuarto, los detectives de la PFA fotografiaron varias pintadas con aerosol que decían: «muerte», «hate you» (te odio), «fuck Islam», «S.T.A.L.K.E.R.» (nombre de un videojuego del tipo «shooter»), «GSG9» (nombre de un grupo táctico de elite de la policía alemana) o nombre de bandas de metal rock como «Korn» y «Slipknot».

El detenido quedó acusado de la presunta comisión del delito de «intimidación pública», a disposición del Juzgado Federal 2 de Santiago del Estero, a cargo de Sebastián Argibay, de la Fiscal Federal 2, de Cecilia Garzón, y de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), a cargo de Horacio Azzolin.

Segundo caso en 15 días
La detención de este joven santiagueño es la segunda que se registra en los últimos 15 días por parte de la PFA y relacionada a actos de reivindicación de asesinatos en masa.

El 14 de este mes, la misma PFA informó que detuvo en la localidad bonaerense de Belén de Escobar a un joven de 23 años acusado de homenajear a través de redes sociales a los autores de la «Masacre de Columbine» y de incitar a cometer asesinatos en masa.

En el allanamiento en su casa se secuestró una pistola 9 milímetros que estaba a nombre de un familiar y más de 60 proyectiles.

La investigación por este primer caso también la había iniciado la UFECI a partir de un alerta difundido por agentes del FBI.

Los agentes federales estadounidenses habían detectado un usuario de Facebook de nombre «DrakunubzDemonincel», que había realizado varias publicaciones en las que incitaba a otros a realizar una masacre e interactuaba con otras personas de todo el mundo.

Entre los contactos de ese perfil se detectó en la Argentina a un usuario que desde febrero de 2019 usaba el alias «Depressedkiller» (asesino deprimido, según su traducción al español) y desde allí expresaba pensamientos xenófobos y homenajeaba a Eric Harris y Dylan Klebold, los dos autores de una de las mayores masacres cometidas por tiradores en escuelas de Estados Unidos, la ocurrida en la preparatoria de Columbine el 20 de abril de 1999 y, donde hubo 15 muertos -entre ellos los asesinos- y 24 heridos.

Mas Información